De hippies a millonarios: fundaron sin querer una empresa que hoy vale u$s 28.000 millones

Economía

Quienes son los siete investigadores de Berkeley que lograron transformar una modesta firma de software en una importante compañía que compite con Snowflake, Amazon, Microsoft y Google.

Siete profesores estadounidenses se convirtieron casi por accidente en exitosos empresarios y hoy compiten con gigantes tecnológicos como Snowflake, Amazon, Microsoft y Google. Se trata de Databricks, una empresa de software iniciada en 2012 por un grupo de investigadores de Berkeley. Como tenía pocos ingresos y con el objetivo de poder salvar la firma, Pete Sonsini, un inversionista, dispuso de u$s30 millones. Como parte del cambio, los cofundadores designaron un nuevo jefe: Ali Ghodsi, quien en ese entonces trabajaba como vicepresidente de ingeniería. “Éramos un grupo de hippies de Berkeley y solo queríamos cambiar el mundo. Les decíamos: simplemente tomen el software gratis, y ellos decían: No, tenemos que darles u$s1 millón", declaró Ali Ghodsi a Forbes México.

Aumentar la fuerza de ventas con personas que supieran cómo dirigirse a los directores de información de la empresa, desarrollar el C-suite de Databricks con “personas que lo han hecho antes” y crear partes patentadas del software para que esos vendedores de renombre tengan algo que vender, fueron tres medidas que promulgó Ghodsi en 2016. Las ventas aumentaron rápidamente, alcanzando los u$s12 millones ese mismo año.

Ali Ghodsi.jpg

Según el primer patrocinador de capital de riesgo de la compañía, Ben Horowitz, Ghods se ha convertido en el mejor director ejecutivo de la cartera de Andreessen Horowitz, que abarca cientos de empresas.

Hoy en día, gracias a estos cambios, Databricks ya se perfila como el mejor software de éxito de la empresa gracias a una valoración reciente de u$s28,000 millones.

Hoy Databricks cuenta con más de 5,000 clientes, y Forbes estima que está en camino de registrar más de $500 millones de dólares en ingresos en 2021, frente a los u$s275 millones del año pasado.

En la última edición de Forbes del AI 50, ocupó el quinto lugar en la lista Cloud 100 del año pasado y pronto podría encaminarse a una OPI que se encuentra entre las más lucrativas en la historia del software.

En el marco de lo sucedido, al menos tres fundadores son multimillonarios: Ghods, el CEO fundador Ion Stoica, de 56 años, y el jefe de tecnología, Matei Zaharia, de 36 años. Según la estimación de Forbes, poseen participaciones entre el 5% y el 6%, por un valor de u$s1,400 millones o más.

En febrero, Databricks recaudó mil millones de dólares para consolidar su posición como una de las startups más valiosas del mundo. Los fondos frescos le dan un enorme cofre de guerra para competir y ganar contratos contra las empresas más grandes del planeta.

En estos momentos, Databricks tiene cuatro grandes competidores: Snowflake, Amazon, Microsoft y Google.

Dejá tu comentario