4 de noviembre 2003 - 00:00

Teléfonos: líneas fijas, en baja. Crecen los celulares

Teléfonos: líneas fijas, en baja. Crecen los celulares
La cantidad de teléfonos celulares ya superó su máximo histórico registrado a mediados de 2001, antes de la crisis, y en setiembre se ubicó en 7,2 millones de aparatos, manteniéndose en expansión durante octubre. Por el contrario, las líneas de telefonía fija en servicio todavía no recuperaron los niveles de 2001.

La diferencia en la evolución de ambos servicios se explica por el distinto perfil de cliente, según opinan voceros de las empresas prestadoras. En primer lugar, ya empezó a advertirse cierta merma en la cantidad de líneas fijas durante 2001. Esto se explica porque una vez satisfecha la demanda de los hogares medios y medios bajos, el servicio básico comenzó a extenderse hacia las franjas con menos poder adquisitivo por lo cual los nuevos clientes incorporados a partir de 1998-'99 por Telefónica y Telecom eran más vulnerables económicamente y con más posibilidades de perder la línea por falta de pago.

En ese segmento de la población, la recuperación económica todavía tiene un impacto muy escaso por lo cual sigue habiendo bajas de línea, aunque dentro de una tendencia de ligera recuperación. Telecom registró durante todo 2002 una pérdida de 285.524 líneas, pero en lo que va de este año informa un incremento de 54.832 líneas en servicio.

La situación de Telefónica es levemente distinta y se acerca más a los números totales para ambas empresas. En setiembre de 2001, la compañía de capitales españoles, ubicada en la zona centro-sur del país, menos golpeada que la de su competidora, tenía 4.512.915 líneas en servicio. En el mismo mes de 2002 registraba una caída de 95.943 líneas y, en setiembre de este año, volvió a mostrar una reducción, en este caso de 35.941 líneas, quedando con un total de 4.381.031.

En el total del país, siempre sólo con datos de las dos empresas de telefonía básica, las líneas en servicio eran 8.099.594 en setiembre de 2001, bajaron a 7.727.314 en 2002, y en setiembre de este año llegaron a 7.708.545, notándose una desaceleración de la caída y una relativa estabilización como saldo de altas y bajas en los últimos meses
. Sin embargo, se nota una mayor recuperación en la cantidad de llamadas. En setiembre de 2001, las comunicaciones urbanas habían disminuido 9,1% en relación con igual mes del año anterior. En setiembre de este año, ya se encuentran sólo 0,5% por debajo de las registradas antes de la crisis. Las llamadas interurbanas también se ubican 1,6% por debajo de las realizadas en setiembre de 2001.

La situación de la telefonía celular es distinta. En este negocio, hay una franca expansión en la cantidad de aparatos y en la de minutos de tráfico. Los teléfonos totalizaban en setiembre pasado 7.205.437, frente a 6.974.939 de igual mes de 2001, mientras los minutos de comunicación acompañan el crecimiento del parque, y ya se ubica en los niveles previos a la crisis. En tanto, a setiembre de 2002, la cantidad de clientes declarada por las empresas había disminuido en 514.000 líneas, con respecto a igual mes del año anterior. En cuanto a los minutos de comunicación por celular habían disminuido 20% hacia mediados de 2002 y hoy ya se encuentran en los niveles de fines de 2000.

La expansión se explica no sólo por la recuperación económica que estaría beneficiando a las franjas de ingresos altos y medios de la población. Hay un fuerte abaratamiento de los equipos con respecto al año anterior, sobre todo en los meses posteriores a la devaluación, y las prestadoras están ofreciendo facilidades de financiamiento sin intereses que no existían en 2002. Por otra parte, el público sigue prefiriendo la utilización de la tarjeta prepaga en la misma proporción que antes de la crisis.

Dejá tu comentario

Te puede interesar