UIA-CGT: postergan definición por acuerdo de suspensiones

Economía

La cámara empresaria se reunió con la conducción de la central obrera. Coincidieron en que debe existir protección para el empleo en el sector privado. Llevarán sus conclusiones al Gobierno.

Mientras ajusta los detalles para el lanzamiento de un paquete de medidas económicas, el Gobierno pretende ordenar las discusiones gremiales en una mesa conjunta con trabajadores y empresarios. Luego del llamado a un pacto social que Alberto Fernández hizo el día de la Independencia, la Unión Industrial Argentina y la Confederación General del Trabajo volvieron a reunirse ayer y coincidieron en la necesidad de preservar el empleo privado. La continuidad del acuerdo marco para las suspensiones se definirá en una reunión con Matías Kulfas y Claudio Moroni.

“La actividad recién se está empezando a recuperar pero por lo que vemos en todo el mundo la caída va a ser muy profunda, tenemos que llegar a consensos que nos ayuden a sortear este momento”, dijo a Ámbito uno de los representante del sector privado en la reunión. A la vez, sostuvo: “La principal coincidencia fue que hay que impulsar todos los esfuerzos posibles para evitar los despidos”.

Ante la profunda crisis que transita la economía argentina y el escenario de incertidumbre que se presenta, los empresarios vienen utilizando a las suspensiones como un paliativo para no tener que tomar medidas drásticas. El acuerdo marco que la CGT y la UIA rubricaron para homologar rebajas salariales de hasta el 25% aceleró los trámites en el Ministerio de Trabajo.

Solo durante la semana pasada se cursaron más de mil pedidos de suspensiones, según datos de la cartera que conduce Claudio Moroni a los que pudo acceder Ámbito. Ese mismo documento refleja que desde el comienzo de la pandemia más de 17 mil empresas solicitaron pagar parcialmente el salario a trabajadores que no realizan tareas.

La idea de ambas entidades era que a fines del mes pasado se firme la prórroga del mencionado acuerdo hasta septiembre. Pero la extensión de la prohibición de los despidos y la sanción de la ley del teletrabajo generaron malestar en el sector empresario. Desde el Gobierno consideran a la herramienta fundamental para que los despidos no escalen en una mayor magnitud.

Luego del encuentro la definición quedó postergada para la semana próxima, cuando la CGT y la UIA se reúnan con el Ministro de Trabajo y el de Desarrollo Productivo. La intención es que en esa mesa no se discutan solo las suspensiones sino también medidas sectoriales.

Los industriales se mostraron preocupados por la discusión paritaria y apuntan a que los aumentos sean saldados mediante sumas fijas no remunerativas. También pedirán en el encuentro tripartito una rebaja en la carga impositiva. Aunque desde el sector de los trabajadores no ven espacio para una reforma fiscal y mucho menos para achatar la puja salarial.

Según pudo reconstruir Ámbito, en medio de la reunión los presentes recibieron la noticia del nuevo acercamiento entre el gobierno y los acreedores en la renegociación de la deuda externa. La novedad fue celebrada enfáticamente por los empresarios.

Por el lado de la UIA, la reunión contó con la presencia de Miguel Acevedo, presidente de la entidad, Adrián Kaufmann, vicepresidente y Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de asuntos laborales e internacionales. Del lado de la CGT estuvieron Héctor y Rodolfo Daer, cosecretario general y secretario de industria, José Luis Lingeri, secretario de acción social de la central y Andrés Rodríguez, titular de UPCN.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario