Una semana que tuvo dos caminos

Economía

Si las últimas cinco ruedas sirvieron para algo, fue para diferenciar claramente las blue chips de los papeles tecnológicos. Una primera lectura podría decir que se privilegió la búsqueda de la seguridad, mirando como el Dow ganó 0,97%, en tanto el NASDAQ perdía 3,06%. Claro que con sus más y sus menos esto ha sido casi una constante a lo largo de todo el año, y mientras el Promedio Industrial acumula una caída casi insignificante de 0,15% en lo que va del año, los integrantes del mercado electrónico se han desplomado 17,3%. Lo que conspira contra el argumento de la búsqueda de la seguridad como motor del mercado, es que los otros índices bursátiles más populares no parecen hablar en este mismo sentido. Por ejemplo, si bien el S&P 500 acumula un descenso de 6,53% en estos meses, el índice general del NYSE, apenas si retrocede 2,03%. En el otro extremo vemos como las acciones de Internet acumulan otra brutal baja de casi 38%, pero las empresas más chicas de todo el mercado accionario, englobadas por el Russell 2000 han incrementado su precio en cerca de 5%. El otro elemento que tradicionalmente se suele ver en caso del «flight to quality», una abrupta caída en la tasa de interés de los bonos del Tesoro, tampoco está presente, ya que la tasa a 30 años quedó el viernes en 5,54 por ciento, el mismo valor del último día del año anterior, y la más popular de 10 años apenas si descendió 0,86 por ciento. Frente a esto tenemos una impresionante suba en el precio del oro que alcanzó u$s 312,3 por onza y el petróleo que acumula un alza de 25,23 por ciento. Es claro que el mercado está andando por dos vías divergentes. Como tantas veces en el pasado, en algún momento ha de escoger una sola. Lo difícil es determinar cuál será la correcta.

Dejá tu comentario