7 de marzo 2016 - 00:00

Abrió Pinamar con varios homenajes

Héctor Olivera, Graciela Dufau, Oscar Barney Finn y Ricardo Wullicher, con las plaquetas homenaje que les entregaron en la noche inaugural de Pantalla Pinamar.
Héctor Olivera, Graciela Dufau, Oscar Barney Finn y Ricardo Wullicher, con las plaquetas homenaje que les entregaron en la noche inaugural de Pantalla Pinamar.
Enviado especial a Pinamar - Opiniones divididas provocó el sábado la comedia de apertura de Pantalla Pinamar, "El tesoro", de Corneliu Porumboiu, Rumania. Hay quienes le siguen encontrando dobles lecturas y están fascinados, y quienes le reprochan un humorismo demasiado sutil, que los deja afuera. La ceremonia de inauguración, en cambio, resultó bastante entretenida.

Primero, Martín Yeza, el nuevo intendente de Pinamar, dio la bienvenida a los presentes con una inesperada confesión: "Cuando este festival empezó, yo tenía 18 años y venía de levante. Pero no tenía suerte, porque acá el cine europeo no estaba de moda entre las chicas". Luego, en el momento más emotivo, cuando se evocó a Fernando Ayala por los 60 años del thriller "Los tallos amargos", la estimación a futuro de su socio Héctor Olivera: "Lamento no llevar este homenaje a Fernando, que está en el Cielo, porque yo voy a pasar cinco siglos o más en el Purgatorio".

El maestro Olivera recordó en ese momento un detalle curioso de los comienzos del sello Aries: "Entonces teníamos un solo capital, un solo patrimonio, que era un armario metálico". Así empezaron. En diálogo posterior con este diario explicó que la empresa había nacido "gracias a una ley que otorgaba hasta 50% del presupuesto necesario para rodar un film, sin descuentos y sin exigir garantías, y luego daba premios en efectivo a las mejores películas. Era una ley de la Revolución Libertadora, 1957, por eso hoy nadie la recuerda".

Figuras de la noche: Graciela Borges, Graciela Dufau, Antonella Costa, los recientes ganadores del Goya, Natalia de Molina (Mejor Actriz) y Daniel Guzmán (Mejor Director Debutante), Gracia Querejeta en doble carácter de directora de la comedia "Felices 140" y vicepresidente de la Academia de Cine de España (para ella fue el premio a la trayectoria), el ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto y otros funcionarios fresquitos, y los directores Oscar Barney Finn y Ricardo Wullicher, homenajeados por los 35 años del tríptico "De la misteriosa Buenos Aires". En memoria del tercer director, Alberto Fischerman, subió al escenario su hijo Pablo. Realizado en 1981 con varias dificultades y problemas de censura, "De la misteriosa Buenos Aires" reverdeció ayer sus laureles ante el público. "No siempre uno hace cosas que tenga ganas de recordar, y que la gente recuerde", reflexionaba con satisfacción Barney Finn, mientras agradecía las felicitaciones de los espectadores.

Ayer el embajador de Irlanda, Justin Harman, su esposa argentina, y la productora y guionista Briona Nic Dhiarmana presentaron en première mundial el documental "1916: la rebelión irlandesa", sobre el levantamiento de Pascua que inició la lucha por la independencia de ese país, precursor de otros varios levantamientos que habrían de socavar el Imperio Británico.

"Este trabajo tiene dos versiones -explicó Briona-, como largometraje, y como miniserie de tres capítulos". En este último formato acaba de mostrarse en Irlanda, y se verá en la BBC y muchos otros canales de EE.UU. y Europa, mientras el largo inicia aquí su recorrido por diversos encuentros mundiales. ¿Por qué justo aquí? Se explica la elección: ésta es la tierra de Brown, Newbery, Garrahan, Lynch y otras grandes figuras de nuestra historia, el nuestro fue uno de los primeros países que reconocieron la independencia irlandesa y enviaron sus representantes, y es también el hogar de un millón de descendientes de la Madre Eire. No sólo nos une la cerveza. A lo largo del año habrá varios actos alusivos (teatro, cine, conferencias, conciertos, concursos, presentaciones de libros, fútbol, etc.), con eje en el Día de San Patricio.

Dejá tu comentario