7 de agosto 2014 - 00:17

Acreedores pedirán cautelar ante la Justicia argentina

Los bonistas van tomando más protagonismo en la pelea de la Argentina con los fondos buitre. Luego de las presentaciones efectuadas en Nueva York para pedir al BoNY que efectúe los pagos pendientes, ahora hay un grupo de acreedores que solicitará algo similar, pero la diferencia es que por primera vez recurrirán a los tribunales locales para hacerlo. Cabe recordar que Griesa ordenó al BoNY, en su condición de agente fiduciario, que se abstuviera de efectuar pago alguno con el dinero que le depositó el Gobierno argentino justo antes del vencimiento del 30 de junio pasado. La orden del magistrado provocó que la Argentina entrara al default por culpa de esta decisión judicial. Todavía no se terminó de redactar el escrito, pero la idea es presentarlo ante el juzgado Contencioso Administrativo para apurar una definición sobre una posible medida cautelar que libere los fondos.

Lo que plantearán estudios de abogados es que Griesa no puede tener jurisdicción sobre una entidad que opera en la Argentina, ya que el BoNY tiene personería jurídica local, es decir que actúa dentro de la ley de sociedades local.

Y además la totalidad del dinero pagado por el Gobierno está depositado en una cuenta que la institución posee en el Banco Central.

Por lo tanto, la presentación dirá que el juez no tiene ninguna incumbencia sobre el destino de ese dinero. Puntualmente, se busca una medida cautelar de un magistrado local para que destrabe el giro de los fondos que no tiene como destino la plaza neoyorkina, donde sí tiene jurisdicción Griesa. De esta forma, lo que se propone es que el dinero salga de la cuenta en la Argentina directamente a las cuentas del BoNY en Luxemburgo, donde también se han presentado juicios en el mismo sentido.

Según la presentación que efectuarán abogados patrocinando a bonistas europeos, la secuencia relacionada con el destino del dinero debería ser la siguiente:

Paso 1: La Argentina transfiere los fondos a una cuenta en euros que el BoNY posee en el Central.

Paso 2: Los fondos del BoNY son transferidos luego a una cuenta del Deutsche Bank en Alemania, perteneciente al propio BoNY.

Paso 3: Bajo la dirección del BoNY, el BoNY Bruselas transfiere los fondos a Euroclear o a Clearstream para su distribución entre los bonistas.

Dejá tu comentario