Acuerdo político deja a las gaseosas afuera de suba de impuestos

Edición Impresa

Fue por una gestión del gobernador tucumano Juan Manzur, a cambio de asegurar los votos para todas las reformas que se discuten desde hoy en Diputados.

Un toma y daca. Así funciona el método de negociación del Gobierno para lograr la sanción de las reformas. En el caso de la impositiva fue posible advertir que había capítulos que podrían quedar o salir del proyecto en la medida que la estrategia oficial lo requiera. Impuestos internos era, a todas luces, el caso más visible de una eventual moneda de cambio. Y eso se evidenció ayer, cuando trascendió que no habrá cambios en el esquema impositivo de las bebidas con azúcar.

El martes el oficialismo en Diputados logró aprobar un dictamen de mayoría que modificó internos para las gaseosas y aguas saborizadas. Pocas horas después, trascendió un acuerdo de la Casa Rosada con el gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, por el cual todo quedaba como estaba antes de la reforma.

Así, las aguas y otras bebidas con menor contenido de azúcar seguirán pagando 4% de impuestos internos. Y las gaseosas con mayor concentración de azúcar continuarán tributando 8%.

Todo el complejo esquema de fijación de un mínimo no imponible expresado en gramos de azúcar por cada litro de bebida (y que llevó larguísimas discusiones entre funcionarios y empresas en el último mes) quedará borrado de un plumazo pese a estar escrito en el dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el diputado oficialista Luciano Laspina. Manzur encabeza el frente de las provincias productoras de azúcar y las citrícolas del NOA. Un cambio impositivo que desaliente a las empresas como Coca Cola y Pepsico a utilizar azúcar o jugos de frutas naturales podría tener efectos devastadores sobre las economías regionales de esa zona. La concreción definitiva del acuerdo sellado entre Manzur y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se dará hoy cuando la reforma tributaria se vote en el recinto de Diputados. A cambio, el tucumano garantiza los votos para todas las reformas.

Por eso, y por los vaivenes que viene registrando la negociación, los directivos de las empresas de gaseosas y de los ingenios azucareros no quieren anticipar un desenlace. Prefieren ser prudentes y esperar que esta tarde los legisladores confirmen el cambio que establecerá que nada cambia.

Ayer mismo, el presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), Fernando Nebbia, advirtió que si no hay marcha atrás con el tema de impuestos internos -y sumó también a su preocupación la baja diferenciada de contribuciones patronales- las empresas de la región "tendrán menos recursos para mantener el plantel de empleados" y "habrá ingenios que no van a poder seguir operando. Es una situación crítica en las provincias azucareras", sentenció.

En tanto, la preocupación por los cambios de último momento afectan ahora a las empresas cerveceras, que habían quedado a salvo de los aumentos de impuestos pero el dictamen de comisión los volvió a subir.

Dejá tu comentario