Aeropuertos y embajadas, en alerta por la llegada de POTUS

Edición Impresa

• BLINDAN EZEIZA Y ESTACIÓN AÉREA DE BARILOCHE TRAS ATENTADO TERRORISTA EN BRUSELAS.
• NO HARÁ VIAJES EN HELICÓPTERO.

El Gobierno de Mauricio Macri ordenó ayer blindar el aeropuerto internacional de Ezeiza donde aterrizó en la medianoche de ayer Barack Obama y también la estación aérea de Bariloche, que lo recibirá mañana cerca del mediodía. También se duplicó la custodia de todas las Embajadas extranjeras, no sólo la estadounidense. El jefe de la Casa Blanca no realizará ningún traslado en helicóptero.

A partir del ataque terrorista que dejó al menos 34 muertos en el subte y aeropuerto de Bruselas, reivindicado por la agrupación Estado Islámico, el Ministerio de Seguridad de la Nación coordinó ayer con las fuerzas de seguridad y la agencia de inteligencia estadounidense un refuerzo de la custodia en el Aeropuerto Ministro Pistarini, desde donde partirá mañana hacia Bariloche, y también en el aeropuerto Teniente Luis Candelaria de esa ciudad patagónica,

El operativo de seguridad reforzado ayer incluye también a las sedes diplomáticas. No sólo la embajada de Estados Unidos. El ataque en la capital de Bélgica, justo en la víspera del viaje a la Argentina, obligó a duplicar la custodia en todas las Embajadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más allá del ya previsto cierre de estaciones de subte cercanas a la Casa Rosada y a los calles por las que se trasladará Obama en su limosina blindada de máxima seguridad llamada "La Bestia".

El operativo es tan riguroso que incluso benefició a algunos empleados estatales. En la Usina del Arte, a cargo del Gobierno de la Ciudad que comanda Horacio Rodríguez Larreta, los trabajadores accedieron a un feriado extra large. Además del jueves y viernes santo, el establecimiento permaneció vacío desde el lunes para que las fuerzas de seguridad puedan relevar que el edificio ubicado en el barrio de Barracas estuviera libre de amenazas de todo tipo, desde explosivas hasta bacteriológicas.

Otro detalle revela la rigidez del protocolo de seguridad del presidente de la principal potencia mundial: no habrá ningún tramo de traslado en helicóptero.

A pesar de la comodidad y celeridad que representa ese medio de transporte aéreo, las fuerzas de seguridad e inteligencia de Estados Unidos no recomendaron exponer al jefe de la Casa Blanca a traslados aéreos en helicóptero a ninguno de sus puntos de visita durante su visita al país.

En la Casa Rosada estaban soprendidos incluso por el profesionalismo y apego a los protocolos de seguridad que resultaban, incluso, disfuncionales para el traslado de Obama.

Un ejemplo: mañana a la mañana, cuando se conmemoren 40 años del último golpe de Estado en la Argentina, Barack Obama visitará el Parque de la Memoria ubicado en Costanera Norte, a metros del aeroparque metropolitano Jorge Newbery. Después de esa actividad partirá a Bariloche. Podría reducir su exposición callejera y cruzar la avenida Costanera para abordar un avión desde el aeroparque. Sin embargo, el presidente estadounidense se trasladará por tierra hasta Ezeiza para volar desde allí a la Patagonia.

Ayer Hernán Lombardi confirmó que el Gobierno nacional dispuso medidas adicionales y "un nivel de alerta mayor de las fuerzas de seguridad" por la llegada pasada la medianoche de Obama, tras la alarma mundial que desataron los nuevos ataques terroristas en territorio europeo. Se estima que al menos unos 3.000 efectivos estarán a cargo del operativo de seguridad entre los agentes del servicio secreto y "marines" de Estados Unidos y fuerzas locales, incluidos los grupos especiales de la Policía Federal,

El tránsito en la Ciudad de Buenos Aires también se verá afectado por el operativo de seguridad durante la visita de Obama, con cortes que arrancaron ayer en la medianoche en el centro y norte porteños, cierres de las cabeceras en el microcentro de las líneas A, B, D y E de subterráneos y restricciones vehiculares en torno de la Embajada de Estados Unidos y el Parque de la Memoria.

El tránsito vehicular tampoco podrá circular en el perímetro delimitado por las avenidas Paseo Colón, Leandro Alem, parte de Eduardo Madero y las calles Lavalle, Florida y Perú, y Alsina, en las que habrá sectores con vallas. Y tampoco estará permitido estacionar alrededor de esa zona.

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., Jeh Johnson, aseguró ayer que en Estados Unidos no hay una amenaza "específica y creíble" de posibles atentados terroristas parecidos a los acaecidos en Bélgica, que dejaron al menos 34 muertos y más de 200 heridos.

Dejá tu comentario