Alfonsín calmó la interna con De Narváez

Edición Impresa

Gira radical en medio del frío por la costa atlántica. Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez no se escaparon de la corta nevada que coronó un sábado gélido en Mar del Plata y animaron un acto que los mostró juntos, casi una rareza en esta campaña. Fue la última presentación en la provincia antes del acto con el que Alfonsín acompañará el cierre de campaña de Silvana Giudici en la Capital Federal el próximo jueves en la sede del comité capital. Con ese paso por la costa, que incluyó un acto y paseo por centros comerciales, se dejaron de lado por un rato las internas que disputarán el radicalismo y los seguidores de De Narváez en la provincia de Buenos Aires el próximo 14 de agosto. La Unión por el Desarrollo Social disputará primarias en 38 municipios donde en algunos casos habrá hasta tres listas.

El sábado, De Narváez aprovechó el acto para desafiar a Daniel Scioli a «un debate sobre las obras de su Gobierno y las promesas no cumplidas».

Alfonsín, mientras tanto, siguió en rol de comentaristas de encuestas: reconoció, con ironía, que Cristina de Kirchner le lleva «12, 13 o 14 puntos», recordó que aún tiene «cuatro meses por delante» para recortar esa distancia. «No hay dudas de que estaremos en la segunda vuelta», se entusiasmó.

El acto de cierre de la gira por la costa fue en el estadio techado del club Once Unidos de Mar del Plata. El frío no daba para otra cosa: desde hace días se había desaconsejado algo al aire libre.

«Si somos capaces de hacer las cosas bien va a prevalecer la voluntad de cambio frente al miedo al campo», siguió Alfonsín. Por último afirmó que en su Gobierno habrá «una sociedad más equilibrada con justicia social y más segura».

Junto a Alfonsín y a De Narváez estuvieron los candidatos a vicepresidente, Javier González Fraga; a vicegobernadora, Mónica López; a senador, José «Pepe» Scioli, y a diputados nacionales, Miguel Bazze, Graciela Ocaña y Alberto Roberti.

Dejá tu comentario