30 de abril 2013 - 00:00

Alivio: la soja sigue en aumento; sumó el 3%

Norberto Yauhar
Norberto Yauhar
En plena cosecha el precio de la soja comenzó a incrementarse y según los analistas podría seguir subiendo en el corto plazo. Ayer el grano aumentó un 2,8% a u$s 540,7 la tonelada en Chicago, el valor más alto en un mes y medio (el 13 de marzo se negoció a u$s 541,9). A su vez, la oleaginosa avanzó el 5,8% en un mes (el 28 de marzo cerró a u$s 516,1 la tonelada).

El maíz subió un 6,2% a u$s 269,2 la tonelada y el trigo el 3% a u$s 260,7 la tonelada. Todos los commodities se incrementaron debido a que los inversores comienzan a temer sobre las consecuencias de una importante lluvia pronosticada para los próximos días en la zona central de Estados Unidos, la principal región productora de maíz.

En este contexto los operadores permanecerán atentos a la publicación de los datos semanales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre el avance de los cultivos de maíz.

Perspectiva

Por su parte, la soja avanzó el 3,8% en sólo una semana ya que el pasado 22 el grano cotizó a u$s 520,7 la tonelada. "Y aún tiene margen para seguir subiendo, todo dependerá de cómo avance y culmine la cosecha, de cómo se comporte el clima en estos días y de las ventas que realicen los productores, que en muchos casos van a esperar el avance del precio para decidir si venden o no", dijo ayer a este diario un alto directivo de una importante entidad. Y agregó: "Es entendible que los productores quieran guardar el grano porque por un lado ven que la soja está aumentando su precio y por el otro saben que es una manera de intentar combatir la inflación".

Ésta no es una buena noticia para el Gobierno, que necesita dólares y desde hace unos meses especula con que los tendrá cuando termine la cosecha de soja, en pocos días.

Las subas de Chicago repercutieron en el mercado local donde la oleaginosa subió el 0,6% a $ 1680 la tonelada y el maíz un 2,7% a $ 925 la tonelada, sin embargo el trigo se mantuvo estable a $ 1.500 la tonelada.

El buen clima, con escasez o ausencia de lluvias, beneficia a los productores ya que les permite avanzar con la cosecha de soja. De hecho, según el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la recolección de la oleaginosa de primera es del 83% y el avance de cosecha sobre la soja de segunda supera el 50%. (Ver Ámbito del Campo.)

A partir de ahora resta ver cuál será el número final de la cosecha. Mientras desde el sector privado (Bolsas y analistas) estiman que el número rondará los 48 millones de toneladas, desde el Ministerio de Agricultura -que conduce Norberto Yauhar- se muestran optimistas y proyectan que se llegará a 51 millones de toneladas.

Dejá tu comentario