Apoyo clave de un bonista italiano al canje de deuda

Edición Impresa

• Se trata de Nicola Stock, que había rechazado la oferta en 2005

Nicola Stock, uno de los bonistas más aguerridos en 2005 a la hora de rechazar el canje de deuda, ahora cambió drásticamente de opinión. Este italiano que presidió en su momento la Task Force Argentina (TFA) para repudiar el canje, ahora apoya la nueva oferta y este cambio podría ser clave para el éxito de la transacción.

En los últimos meses hubo varios encuentros secretos entre el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y Stock. El último fue la semana pasada, cuando el funcionario viajó a Italia para apurar la aprobación de la propuesta de canje por parte de la CONSOB, el organismo regulatorio bursátil de ese país.

Incluso, el bonista le habría agradecido por escrito al equipo económico por la «buena voluntad» para mejorar la oferta a los inversores minoristas. El pacto es que Stock no apoye públicamente la transacción, pero tampoco la criticará. Y en privado, el consejo a los bonistas será que acepten esta oferta. Se estima que en manos de italianos hay alrededor de u$s 3.000 millones de bonos en default.

La propuesta del Gobierno se cuida de distinguir bien entre los inversores mayoris-tas y el tramo minorista. Para los primeros, el valor de mercado de la propuesta llega a u$s 50. Pero para los pequeños asciende a más de u$s 56.

Los inversores chicos podrán suscribir hasta u$s 50.000 en bonos a la Par, sin quita nominal de capital. Pero lo más importante es que recibirán en efectivo el pago de los intereses vencidos entre 2005 y 2009. Los grandes fondos, en cambio, cobrarán con un bono que vence en 2017.

Uno de los problemas inesperados de la oferta en Europa fue, justamente, este pago cash. Sucede que los bonistas alemanes deberían tributar Impuesto a las Ganancias por ese pago que realizará la Argentina. Las negociaciones de los últimos días también apuntaron a subsanar este inconveniente.

La aceptación de los italianos resulta fundamental para que el Gobierno consiga una aprobación del canje superior al 70% y se acerque en lo posible al 80%. El piso de aprobación ya está en un 60%, debido a la participación de los grandes fondos de inversión que cuentan con la masa crítica y fueron los que impulsaron la oferta. Anteayer, el primero que confirmó su participación fue Gramercy, que comprometió u$s 3.000 millones.

Para que arranque la oferta es necesario que llegue primero la aprobación de la CONSOB, pero esto recién sucedería a principios de la semana próxima. Si no hay algún inconveniente de último momento, Economía podría lanzar la oferta antes del arranque de mayo.

Dejá tu comentario