Apura Macri venta de ex Mercado del Plata, pero le faltan votos

Edición Impresa

Intentó ayer el PRO distender las relaciones con la oposición, con un almuerzo entre los titulares de bancadas al que convocó el jefe de la Legislatura, Cristian Ritondo. La puja por los subtes y por el último temporal en la Ciudad, a lo que se agregó la discordia por la expropiación de Repsol, trabó durante casi un mes la actividad legislativa. Así se inició la reunión de Labor Parlamentaria con la idea de reactivar el funcionamiento de la Legislatura, pero no participó la presidenta de la casa, María Eugenia Vidal. La funcionaria se encuentra reemplazando a Mauricio Macri (de gira en el exterior), pero hay quienes sostienen que la discordia reinante y los embates de la oposición la habrían hecho desistir de mantener un rol activo ante los diputados, que recae ahora en Ritondo.

A la tenida gastronómica se le imprimió luego actividad propia de la agenda parlamentaria, con la visita de un funcionario que explicó los alcances de una de las iniciativas que más apura Macri: la venta del imponente edificio del ex Mercado del Plata, ubicado a metros del Obelisco porteño, donde funciona buena parte de la administración pública local. Es un edificio de más de 11 mil metros cuadrados, ocho pisos y subsuelos, que el jefe de Gobierno quiere liquidar y volcar los fondos en la construcción de un nuevo Centro Cívico en la zona de Barracas, terrenos que se encuentran aproximados a los hospitales neuropsiquiátricos Borda y Moyano.

Por ahora, el PRO no sólo no tiene asegurados los 11 votos que le faltan para conseguir el permiso de subasta (requiere mayoría de dos tercios), sino que hay resistencia dentro de su propio bloque. Aseguran que en la propia Comisión de Presupuesto consideran magro el proyecto para poder convencer a los legisladores de la oposición, que precisamente reclaman más datos sobre cómo será ese Centro Cívico.

Ayer, el subsecretario de Planeamiento de la Ciudad, Héctor Lostri, explicó que el edificio tendría un base de u$s 50 millones para el remate y podría enajenarse por hasta un 30% más, con lo cual se reunirían los $ 260 millones iniciales para el proyecto de Macri.

El funcionario consideró que el edificio ya no es funcional y que lo primero que se mudaría al sur porteño sería la sede de la Jefatura de Gobierno, que se encuentra ahora frente a la Plaza de Mayo, a cien metros de la Casa Rosada y otros tantos de la Legislatura.

«Estimamos -dijo Lostri- que son unas 4 a 5 mil personas que se alojarán en el nuevo edificio» y aseguró que «la primera persona que se mude al Centro Cívico lo hará sólo si éste está terminado». Ante el reclamo de la oposición sobre más detalles del proyecto, el funcionario explicó: «Hasta ahora, lo que tenemos para mostrar son tres proyectos de edificio que son semifinalistas del concurso» que se realizó para definir el diseño de la nueva sede.

Dejá tu comentario