Arriesga Renzi en Italia reformas más deseadas

Edición Impresa

  Roma - En una jornada al rojo vivo por un encontronazo entre el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y el líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, la primera ronda de votaciones en el Parlamento para elegir al nuevo presidente italiano no logró su cometido, lo que dejó al premier con la única posibilidad de sacar adelante a su candidato en una cuarta votación, cuando se requiere menos respaldo.

Renzi propuso al juez del Tribunal Constitucional, conocido por su lucha antimafia, Sergio Mattarella, para ocupar la Jefatura del Estado, una decisión que molestó al ex primer ministro Berlusconi y podría tensar la alianza de los dos políticos para generar una reforma electoral y constitucional.

Los 1.009 "grandes electores" (diputados, senadores, parlamentarios vitalicios y representantes de regiones) que deben elegir al sucesor de Giorgio Napolitano, quien renunció a la presidencia el 14 de enero, prefirieron en su gran mayoría votar en blanco.

El umbral mínimo necesario para las primeras tres votaciones es de dos tercios, o sea, 672 votos.

Hoy habrá dos votaciones y mañana una cuarta, la primera con mayoría simple (505 votos). Hasta entonces, el Partido Democrático (PD), Forza Italia y los otros mayores partidos del país votarán en blanco. Ese día, en cambio -salvo una eventual marcha atrás-, el PD de Renzi votará por Mattarella.

Agencias ANSA y Reuters

Dejá tu comentario