Aún hay pasajeros desaparecidos. Cifra de heridos se elevó a 703

Edición Impresa

El día después de la tragedia ferroviaria de Once estuvo marcado por la angustiosa y triste búsqueda de pasajeros desaparecidos, debido a que ayer se prolongó durante toda la jornada el peregrinar de familiares por hospitales y morgue en busca de un ser querido, pasajero del tren de la pesadilla. Mientras, anoche terminaron con los trabajos para la identificación de las 50 víctimas fatales, entre las que se encontraron al menos ocho ciudadanos extranjeros -cuatro paraguayos, dos bolivianos, un peruano y un chileno-.

Si bien no existe una cifra oficial de desaparecidos, el número se fue componiendo según los testimonios de los propios familiares. Al mediodía se hablaba de 10, y anoche agencias de noticias consignaban a sólo dos personas en esa condición.

Los que siguen son algunos de los relatos que se escucharon en la tarde de ayer:

«Recorrimos todos los hospitales y no está en ningún lado, fuimos al Fernández, Santojanni, Álvarez, Durán y Ramos Mejía. No está en ninguna lista» (los padres de Karina).

«Sus dos hijas están con el marido, desesperadas por saber algo» (la prima de Ana Teresa Celaya, de 37 años).

«Fui a hospitales durante toda la mañana y no obtuve noticias» (la mamá de Nicolás Elías Villalba).

«Fui a la morgue y no lo encontré, me mostraron fotos y ninguna persona tenía las características de mi papá» (La hija de Daniel Cellie).

«Se tomó el tren en Moreno. Federico viajaba con dos compañeros que ya fueron localizados heridos, pero falta él» (la madre de Federico Bustamante).

«Pienso que debe estar inconsciente, porque si no ya hubiera dicho su nombre y apellido. Lo llamo al celular y me da apagado» (la mamá de Jonathan Maximiliano Báez).

«Perdí a mi hermano, yo me quedé hablando y él se subió al tren, no sé nada de él» (Jorge Esquivel).

«Desde ayer que estoy buscando a mi mujer» (el esposo de Gloria Troncoso, 42 años).

«Yo me bajé en Haedo, pero mi papá seguía hasta Once» (hijo de Oscar Daniel González).

«Nancy figura en la nómina de heridos del Argerich y allí me dijeron que la habían atendido, pero cuando pasé a la guardia no estaba y no sé nada de ella» (hermano de Nancy López).

Según un listado elaborado por la organización «Personas perdidas» que depende de Red Solidaria, eran 18 las personas buscadas por sus familias, de las cuales, pasadas las 20 de ayer, tres estaban en hospitales y dos aún no se habían ubicado. Las dos personas que según sus familiares viajaban en el tren y aún no fueron halladas son Lucas Menghini Rey, de 20 años, y Miguel Ángel Núñez Vilcapona, de nacionalidad peruana, de 24 años.

Anoche familiares y amigos de Menghini Rey, quien tiene una hija de cuatro años, realizaron una «sentada» en la estación de Once para reclamar la aparición del joven. «Tuvimos una pista esta madrugada (por ayer), que había sido atendido en el Hospital Piñero, fuimos al hospital y no lo encontramos, luego nos dijeron que una enfermera de allí lo había visto y que se había retirado después de ser atendido», dijo una amiga del joven.

Los familiares denunciaron deficiencias en la centralización de la información sobre las víctimas y los heridos. Además, aseguraron que hay varias personas ingresadas en hospitales sin identificar. Y que en los centros de salud no permiten el ingreso a las salas de internados de quienes buscan a desaparecidos, por lo que dependen de entregar fotografías a enfermeras y médicos para ver si éstos reconocen a sus familiares.

Por su parte, el número de heridos oficiales ascendió ayer a 703, entre los que se encuentran aún 37 personas internadas en nueve hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, algunos de ellos de gravedad.

Dejá tu comentario