4 de agosto 2017 - 00:00

Avanza en Estados Unidos la investigación por el Rusia-gate: forman un gran jurado

Se esperan ahora acusaciones a gran escala en la trama sobre la interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016. Según la prensa, ya se le envió una citación judicial al hijo mayor del presidente estadounidense.

DECIDIDO. El fiscal especial Robert Mueller no se ha dejado presionar por las constantes críticas públicas que realiza el presidente Trump.
DECIDIDO. El fiscal especial Robert Mueller no se ha dejado presionar por las constantes críticas públicas que realiza el presidente Trump.
Washington - El fiscal especial estadounidense Robert Mueller seleccionó a los miembros de un gran jurado en Washington en un nuevo paso dentro de la investigación de la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, informó ayer el diario The Wall Street Journal.

Según el medio, que citó "fuentes cercanas al asunto", la formación del gran jurado indica una creciente intensidad de la investigación sobre los presuntos nexos de la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, con funcionarios rusos.

Apuntó, además, que supone un indicativo de que las investigaciones sobre las interferencias electorales de Rusia se extenderán durante los próximos meses.

La agencia Reuters agregó dos fuentes conocedoras de la situación que confirmaron que el gran jurado ya envió citaciones judiciales en conexión con la reunión celebrada en junio de 2016 entre el hijo del mandatario, Donald Trump Jr., una abogada rusa y otras personas.

En Estados Unidos, el gran jurado supone una potente herramienta de investigación que permite a los fiscales requerir documentos, tomar juramento a los testigos y formular cargos si hay evidencia de que se cometió algún crimen.

Expertos legales, apuntó The Wall Street Journal, afirmaron que la decisión de Mueller de nombrar un gran jurado indica que necesitará requerir registros y tomar declaraciones a testigos.

"Esta es una señal más de que hay una serie de acusaciones a largo plazo y gran escala que están siendo contempladas y perseguidas por el fiscal especial", opinó Stephen Vladeck, profesor de derecho de la Universidad de Texas.

Previo al nombramiento del fiscal especial, los fiscales federales ya estaban utilizando otro gran jurado de Alexandria (Estado de Virginia) para apoyar una investigación a Michael Flynn, exasesor de seguridad del mandatario, por sus supuestos contactos con Moscú.

"Si ya había un gran jurado en Alexandria investigando a Flynn, no habría motivo para montar lo mismo para la misma persona. Esto sugiere que la investigación es más grande y va más allá de Flynn, probablemente de forma sustancial", agregó el experto.

El vocero de Mueller, Joshua Stueve, se negó a confirmar las versiones de prensa, mientras que el consejero especial del presidente, Ty Cobb, afirmó que desconoce los hechos.

"Las cuestiones sobre los grandes jurados típicamente son secretas", afirmó Cobb, añadiendo que "la Casa Blanca está a favor de cualquier cosa que acelere la conclusión de su trabajo de manera justa". La investigación de Mueller fue descrita anteriormente por Trump como una "caza de brujas", y el presidente tachó de "muy negativo" y dañino para Estados Unidos su nombramiento como fiscal especial el pasado mes de mayo para supervisar las investigaciones del FBI sobre el Rusia-gate. Antes de ser nombrado fiscal especial, Mueller había dirigido el FBI durante doce años bajo las presidencias del republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama, hasta su retirada en 2013.

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario