4 de octubre 2012 - 00:00

Aviación turca bombardeó Siria en represalia por un ataque

Un padre llora con el cuerpo de su hijo en brazos en las afueras del hospital Dar El Shifa de Alepo, una ciudad devastada por la guerra civil.
Un padre llora con el cuerpo de su hijo en brazos en las afueras del hospital Dar El Shifa de Alepo, una ciudad devastada por la guerra civil.
Bruselas y Beirut - Con el respaldo de la OTAN, la aviación turca bombardeó ayer territorio sirio, en represalia por un ataque de las fuerzas del régimen de Bashar al Asad que causó la muerte de cinco civiles e hirió a 13 personas. Esta inesperada derivación de la sangrienta guerra civil siria motivó anoche una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU).

Esta brusca escalada de la tensión entre los dos vecinos empezó la tarde de ayer cuando varios obuses alcanzaron la localidad de Akçakale, justo frente al puesto fronterizo sirio de Tall al Abyad, reciente escenario de combates entre las tropas fieles al presidente sirio Al Asad y los rebeldes del Ejército Libre de Siria.

Cinco civiles murieron, incluyendo una madre y sus tres hijos, y una decena resultaron heridos, dos de gravedad, según el último balance comunicado por el gobernador de la provincia de Sanliurfa, Celalettin Guvenc.

Unas horas más tarde, tras una reunión con sus más estrechos asesores, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, anunció que el Ejército turco había bombardeado como represalia varios «objetivos», que no identificó, situados en territorio sirio.

«Este ataque fue objeto de una respuesta inmediata de nuestras fuerzas armadas que bombardearon a lo largo de la frontera unos blancos identificados por radar», declaró el primer ministro turco.

Aunque el origen de los obuses contra Akçakale no fue determinado formalmente, el jefe de Gobierno turco acusó al régimen de Damasco de ser el único responsable.

«Turquía no dejará nunca impunes semejantes provocaciones del régimen sirio, que amenazan nuestra seguridad nacional, en el respeto del derecho internacional y sus reglas de intervención», dijo Erdogan.

El Gobierno de Ankara pedirá hoy al Parlamento turco que autorice operaciones militares en el lado sirio de la frontera entre ambos países, indicaron medios de comunicación turcos anoche.

Turquía solicitó a su vez al Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York que tome «las medidas necesarias» para detener la agresión siria en su territorio.

«Este es un acto de agresión por parte de Siria contra Turquía», dijo el embajador de Ankara ante la ONU, Ertugrul Apakan, en una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

A su vez, la OTAN pidió anoche a Siria que «cese las violaciones flagrantes del derecho internacional», tras una reunión urgente convocada en Bruselas a petición de Turquía.

Estados Unidos está «indignado» por el lanzamiento de obuses desde Siria que impactaron sobre una ciudad fronteriza de Turquía y causaron la muerte de cinco personas, advirtió la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, cuyo Gobierno clama por mayor intervención en contra del régimen de Al Asad, que lleva más de año y medio de guerra civil con opositores.

Por su parte, Siria abrió una investigación sobre el origen del tiro artillero que mató a cinco turcos, anunció el ministro sirio de la Información, Omran Zoabi, en un comunicado citado por la televisión oficial siria.

«Siria presenta sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas y a nuestros amigos, el pueblo turco», añadió.

El incidente ocurrido es el más grave entre Turquía y Siria desde la destrucción, en junio pasado, de un avión de combate turco frente a las costas sirias. Damasco sostuvo entonces que el caza turco violó su espacio aéreo, algo que Ankara negó en todo momento.

En territorio sirio, un coche bomba estalló en el Círculo de Oficiales y luego se produjeron otras explosiones en la plaza central de Alepo, donde los primeros informes reportaron al menos 40 muertos y decenas de heridos. Un grupo yihadista, el Frente al Nusra, reivindicó más tarde los atentados, informó el centro estadounidense de vigilancia de sitios radicales islámicos SITE.

En un comunicado que aparece en sitios yihadistas, el Frente al Nusra, afirmó «haber golpeado cuatro objetivos usados por las fuerzas del régimen, entre ellos un círculo de oficiales y el hotel Al-Amir».

Agencias ANSA, Reuters, EFE y DPA

Dejá tu comentario