4 de marzo 2015 - 00:00

Bachelet paga caro el escándalo de su hijo

Santiago - La aprobación ciudadana a la presidenta Michelle Bachelet cayó cinco puntos en febrero, afectada por el escándalo en que se vio envuelto su hijo, cuya empresa obtuvo un millonario crédito bancario para la compra de terrenos que iban a tener una altísima valoración una vez que se cambiara el uso de suelos.

Según los resultados de la encuesta Adimark, el respaldo a la médica pediatra retrocedió del 44% al 39%, dando "el peor resultado en su actual mandato".

En tanto, la desaprobación alcanzó al 52%, con un alza de tres puntos (marcó el 49% en enero).

El escándalo, bautizado por la prensa como "Nuera-Gate" estalló por un reportaje de la revista Qué Pasa del 6 de febrero que mostró que a fines de 2013 el Banco de Chile había otorgado un crédito de más de 10 millones de dólares a la sociedad Caval Limitada, de propiedad de la nuera de Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, y en la que trabajaba como gerente de proyectos Sebastián Dávalos.

La polémica escaló tras conocerse que Compagnon y Dávalos gestionaron personalmente ante el vicepresidente del banco, el poderoso y multimillonario Andrónico Luksic, el otorgamiento del préstamo, que les permitió hacer un negocio de especulación en Machalí con ganancias de cuatro millones de dólares.

El 13 de febrero, Dávalos se vio obligado a renunciar a su cargo de director sociocultural, el cual ejercía ad honorem y que habitualmente cumplen las primeras damas. El 23 de febrero, al retornar de sus vacaciones, Bachelet declaró que vivió "momentos difíciles y dolorosos", y aseveró que nunca supo de los hechos que involucraron a su hijo y que se enteró por la prensa. La mandataria reafirmó que dedica su vida al servicio público en pos de llevar la igualdad de oportunidades para todos y todas, y que eso la hizo volver a la presidencia.

Adimark resaltó que si bien enero fue el mejor mes de evaluación para la presidenta con la aprobación de los emblemáticos proyectos de educación, fin del sistema electoral binominal y el envío de la iniciativa de despenalización del aborto, que la llevaron a subir en popularidad, "todo se esfumó durante febrero".

"El llamado 'caso Caval' fue como una bomba que explotó (casi literalmente) en medio de los patios de La Moneda", sostuvo Roberto Méndez, exasesor de imagen del expresidente Sebastián Piñera, al destacar que esta polémica dominó "completamente la agenda política del mes" y produjo "lo que hoy sin duda constituye el más grave traspié de la actual administración".

Agencias ANSA y AFP

Dejá tu comentario