Binner dice que por ahora no es presidenciable

Edición Impresa

En el mapa de la oposición, el gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner, aparece como una figura pasible de proyección. Sin embargo, por ahora prefiere remitir su presente político a la gestión en la provincia y niega estar pensando en 2011. Reconoce en ese intento las limitaciones nacionales de su partido: «Es minoritario», asiente y evita, además, opinar sobre la figura de Carlos Reutemann. En diálogo con este diario, Binner se refirió también a su ambigua relación con el Gobierno nacional; calificó de «bueno» y «respetuoso» el trato que le dispensa la Casa Rosada, pero criticó el sistema de federalismo instalado en el país. Insistió en la necesidad de reformar la Constitución santafesina y descartó que piense perpetuarse a partir de que se incluya la figura de la reelección.
Periodista: ¿Está pensando ya en una candidatura presidencial?
Hermes Binner: Hay una condición sine qua non para pensar en un país diferente. Para no hacer lo mismo que hicieron los presidentes democráticos de todos estos años hay que tener un proyecto de país. El objetivo no es ganar la elección para sentarnos en el sillón y luego decir: «Bueno, ahora mando yo...»
P.: Todos suponen que el socialismo ya tiene un proyecto de Nación...
H.B.: Sí... sí lo tiene. Pero nosotros no eludimos lo que significa el Partido Socialista en la Argentina. Es un partido con más de 110 años en el país, pero es un partido minoritario.
P.: Ustedes no son pragmáticos tampoco...
H.B.: No... no. El pragmatismo no va con nosotros. Somos un partido programático que quiere hacer un proyecto que incluya a la mayoría de los argentinos, que piense en lo económico, en lo social, en el mercado, en el rol del Estado, en la sociedad civil, pensar qué educación queremos para qué economía.
P.: Imagino que eso ya lo tienen resuelto...
H.B.: Sí, estoy de acuerdo. Pero debemos tener masa crítica para poder abordar la problemática de la Nación. Porque siguiendo la teoría de Edgar Morin esta problemática es cada vez más compleja y no hay que abordarla con simplicidad, sino con propuestas complejas que surgen de un entendimiento con los sectores económicos, sociales y políticos de diversas procedencias, pero con un único objetivo: vamos a hacer una Nación. ¿O creemos que la camiseta de la Selección es la única que sirve para una Nación?
P.: La masa crítica la logran ya ustedes con Carrió y el radicalismo de Santa Fe en 2005 y 2007 con la fórmula Carrió-Giustiniani, más los sectores del peronismo como María del Carmen Alarcón. Eso les permite un armado nacional.
H.B.: Eso es para Santa Fe... Pero si hoy se presenta mi hijo como candidato del Partido Justicialista (ojo, tiene ocho años, hablo de si tuviera 22), saca el 30% de los votos.
P.: ¿Qué quiere decir con eso?
H.B.: Que no es lo mismo que nos puede pasar a mí o a cualquier candidato socialista si nos presentamos en las elecciones.
P.: No me respondió sobre el proyecto presidencial.
H.B.: La movida que tenemos ahora es gobernar Santa Fe; nos quedan casi tres años, un poco menos, y lo vamos a aprovechar hasta el último minuto. Estamos convencidos de que estamos haciendo un cambio en Santa Fe.
P.: Es decir que un proyecto nacional usted todavía no lo ve viable....
H.B.: El proyecto nacional tiene que ver con la Nación, pero antes con las provincias.
P.: O sea que si le va bien en Santa Fe...
H.B.: Por ahora estamos trabajando en Santa Fe. Pero de allí a trasladar el modelo al resto del país, nos faltan comprar un par de jugadores para el equipo; ojo, comprar entre comillas...
P.: ¿Ahora las relaciones con los sectores del radicalismo en la provincia y de Carrió son mejores o peores que en 2007, fecha de la última elección?
H.B.: Son mejores después de la elección. Hoy el Frente Progresista se sigue reuniendo todas las semanas y está trabajando en consenso. Anoche, por ejemplo, se aceptó el ingreso del sector de María del Carmen Alarcón al Frente Progresista.
P.: ¿Para las elecciones el socialismo volverá a ir con el Frente Progresista, con el radicalismo y el ARI?
H.B.: Esto está funcionando, estarán incluidos en las listas, salvo el sector del Changui Cáceres que tiene el sello del partido en la provincia.
P.: La vicegobernadora fue por el Frente como radical, no por la lista 3.
H.B.: No, porque hay sectores independientes dentro del radicalismo.
P.: Pero ¿ya tienen pensado el primer diputado nacional?
H.B. No, pero le corresponde al radicalismo.
P.: ¿Quién puede ser?
H.B.: No sé, capaz que lo ponen al Changui Cáceres (risas).

Dejá tu comentario