Blejer: el Gobierno se endeuda para “comprar paz social”

Edición Impresa

El expresidente del Banco Central justificó el elevado nivel de financiamiento externo, pero advirtió que debe ser sólo para “corto plazo”. Y alertó sobre una posible suba de la tasa de interés en el mundo.

El expresidente del Banco Central Mario Blejer justificó la política de endeudamiento externo que viene aplicando el Gobierno, aunque advirtió que esa estrategia es sólo para resolver las necesidades fiscales en el corto plazo.

"Por ahora, no es un problema el financiamiento con deuda. Lo que está haciendo el gobierno es comprar tranquilidad y paz social con el financiamiento externo, que no es tan caro", sostuvo el economista en declaraciones radiales.

Sin embargo, a renglón seguido aclaró que "obviamente" se trata de una política "a corto plazo".

Apuntó, además, que "si sube la tasa de interés en el mundo, va a subir el financiamiento" e indicó: "Es algo que no podemos controlar".

En los primeros nueve meses de este año (enero a septiembre) el Gobierno emitió títulos de deuda pública nominados en pesos, dólares y euros por un total de U$S 72.500 millones, según los datos que publicó el Ministerio de Finanzas que encabeza Luis Caputo.

Aunque los funcionarios le bajan el tono, el endeudamiento público viene creciendo a un ritmo que preocupa a los analistas que, como Blejer, señalan las limitaciones de esa estrategia. Según los últimos datos oficiales, en diciembre de 2015 la deuda pública llegaba a U$S240.665 millones y en diciembre de 2016 sumaba U$S275.446 millones. En el Presupuesto 2018 que el Gobierno envió al Congreso, figura que la deuda pública a fin de 2017 ascendería a U$S317.000 millones. Ese endeudamiento llevaría casi a 60% el ratio deuda/PBI. A pesar de este punto, Blejer resaltó que "hay un grado muy alto de expectativas positivas con relación a la Argentina en este momento" y destacó que "el rumbo del país es positivo". "La dirección y los resultados parciales son positivos", insistió, aunque aclaró que "el problema de la Argentina es de competitividad".

Respecto de una eventual reforma laboral, Blejer señaló que es "esperada por los empresarios", al tiempo que recomendó "tomar medidas que aumenten la productividad y competitividad para que no se dependa siempre de cuánto está el dólar".

"Los empresarios también esperan que siga el gradualismo para mantener la paz social y orden. Si no hay eso, tampoco va a haber inversiones", alertó.

En diálogo con Radio Palermo, analizó que "un tarifazo sería contraproducente" y sugirió "ajustar muy gradualmente" los precios de los servicios públicos. Al referirse a esa cuestión, Blejer sostuvo que "lo importante es que la dirección, en general, es hacia la baja".

"En julio del año pasado, la inflación era del 40 por ciento", recordó aunque advirtió que en los meses restantes de 2017 "todavía falta un ajuste de precios relativos".

Dejá tu comentario