Boca reaccionó a tiempo y ganó

Edición Impresa

Boca sigue a paso firme en la Copa Libertadores. Anoche iba perdiendo 1 a 0 ante Guaraní y, en una notable reacción, dio vuelta el resultado, que lo mantiene como sólido líder del grupo 2 de la Copa Libertadores.
Al principio, no le fue fácil, porque permitió que, al cabo del primer tiempo, Guaraní se fuera al descanso arriba en el marcador.
En esa etapa, el equipo de Carlos Ischia nunca encontró circuitos futbolísticos claros en su mediocampo, Juan Román Riquelme no tuvo peso en la creación y el equipo sufrió demasiado la gran actuación del argentino Jonathan Fabbro.
Las mayores y mejores llegadas estuvieron por el lado de los paraguayos, pero recién a los 35 minutos pudieron ponerse en ventaja. Fabbro se escapó por derecha, sacó el centro para que Negreiros la tocara al primer palo y a la red.
Boca sintió el impacto y en el segundo tiempo fue otro equipo: más preciso, más ofensivo. Un penal inexistente a Ibarra (simuló) hizo que Riquelme empatara el encuentro.
A partir de ahí, fue todo de Boca; los palos salvaron en dos oportunidades al arco paraguayo, hasta que Ischia hizo dos cambios, y con ellos, llegaron los goles: primero fue el de Palermo y, después, el de Palacio para cerrar un triunfo que, al final, fue cómodo y justificado.

Dejá tu comentario