Boleta Única de Papel con dictamen el 31-5

Edición Impresa

La sesión en Diputados le dejó una pequeña victoria a la oposición. Tras el bloqueo del oficialismo a la discusión sobre la Boleta Única de Papel -no habilitó los dos tercios, ya que el tema no tenía dictamen-, casi toda la oposición logró, con 132 votos, que se enviara el debate a comisiones -aún deben integrarse- que tendrán que firmar despacho el 31 de mayo próximo.

Juntos por el Cambio sumó el respaldo del interbloque Federal, el interbloque Provincias Unidas, de los cuatro diputados liberales -de Avanza Libertad y de La Libertad Avanza-, del neuquino Rolando Figueroa y del riojano Felipe Álvarez, así como de la diputada Romina Del Plá, del FIT-PO, que apoyó el emplazamiento y se diferenció de los otros tres legisladores de ese espacio, que se abstuvieron.

Los 116 votos en contra, en tanto, fueron en su mayoría del Frente de Todos y del santacruceño Claudio Vidal, del bloque SER, mientras que las abstenciones correspondieron a Myriam Bregman, Nicolás Del Caño y Alejandro Vilca, del FIT-PTS.

Fue curiosa la estrategia del jefe kirchnerista en Diputados, Germán Martínez. Primero, deslizó que criticar el sistema actual de boletas significaba sembrar dudas sobre los legisladores que hoy ocupan bancas en el Congreso. Seguido a ello, mostró una boleta única de papel utilizada en Rosario, a modo de cuestionamiento por su tamaño, y recordó el valor de impresión de todo el papelerío. Es decir que se mostró más proclive a continuar con el sistema actual y no con el que funciona en su provincia. Para finalizar, pidió discutir pero con “argumentos”.

En la sesión también se solicitaron varias cuestiones de privilegio. Una fue la de la legisladora peronista Carolina Moisés contra el titular de la Corte Suprema, Horacio Rosatti. También repartió críticas al gobernador jujeño, Gerardo Morales.

Alerta

En la noche de ayer, el cristinismo en el Senado anunció que hoy presentará un proyecto relacionado con cuestiones previsionales.

Dejá tu comentario