Boudou: “No vamos a quebrar la ley”

Edición Impresa

Nueva York - El vicepresidente Amado Boudou aseguró anoche que la Argentina "no va a quebrar su propia ley", en cuanto a la posibilidad de pagarle a los fondos buitre que tienen bonos que no ingresaron al canje y advirtió que un fallo adverso podría "tener incidencia" en futuras reestructuraciones de deuda de otras naciones.

Tras la audiencia en la Cámara de Nueva York, Boudou dijo que "no hay plazos" para que el Tribunal dicte sentencia y aseguró que sería una "desigualdad" obligar a la Argentina a pagarles la totalidad de los bonos a los fondos buitre con respecto a quienes sí ingresaron al canje.

Sin límite

En declaraciones televisivas señaló que la presidente Cristina de Kirchner "no va a permitir que se privilegie a los acreedores por sobre los argentinos" y consideró que una sentencia adversa "podría generar un problema sistémico".
"Estos fondos buitre no tienen límite", alertó el vicepresidente y sostuvo que "primero está la Argentina y los argentinos y vamos a cumplir con lo que prometimos".

Sobre el fallo del Tribunal, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, manifestó su esperanza en cuanto a que "prime el sentido común y podamos terminar de pagarles lo mismo que a los otros" tenedores de bonos que entraron al canje. "Está en juego si los futuros procesos de reestructuración pueden ser factibles o no", advirtió el titular del Palacio de Hacienda.

Consideró que "una solución factible es la necesidad de cumplir con nuestras normas" y sostuvo que "si el tratamiento igualitario implica que un acreedor que aceptó una quita importante, tenga el mismo trato que los fondos buitre, no lo vamos a aceptar". "Un fallo que vaya en ese sentido es un fallo factible", dijo Lorenzino al responder a una consulta periodística en torno a una eventual reapertura del canje. "La inequidad significa el planteo de los fondos buitre: paguen todo y todo ya", dijo el funcionario.

Dejá tu comentario