Buscan disolver el TIAR, el tratado militar que fracasó con Malvinas

Edición Impresa

Punta del Este - El presidente José Mujica abrió ayer la X Cumbre de Ministros de Defensa de las Américas que sesionará en esta ciudad hasta mañana. El cónclave reúne cada dos años desde 1995 a los ministros de los 34 países del Hemisferio Occidental. «Somos un animal belicoso y qué contradicción es llevar adelante reuniones por la paz en el área de la defensa cuando tenemos una demanda social que es la guerra con la desigualdad y la pobreza», dijo el mandatario. Finalizó su breve discurso con una ironía que dejó ver su militancia en Tupamaros: «Los dejo trabajar, estoy muy bien representado, la verdad es que nunca pensé verme en un trance de tener que inaugurar un encuentro de este tipo». Leon Panetta, secretario de Defensa de los Estados Unidos, dio a conocer un documento que busca marcar la agenda en los debates de la cumbre.

El funcionario de Barack Obama no participará de las deliberaciones. Estuvo presente en el cóctel de bienvenida del domingo por la noche que ofreció el anfitrión uruguayo, Eleuterio Fernández, a sus colegas del hemisferio, asistió a la apertura y a la foto inaugural de la Conferencia, y partió anoche con destino a Bruselas para una reunión con sus pares de la OTAN, las ligas mayores.

En el documento de 16 páginas de su autoría, titulado «La Política de Defensa para el Hemisferio Occidental», enfatiza la necesidad de «trabajar a través de acuerdos y de las instituciones multilaterales que existen, como la Conferencia de Ministros de Defensa o la Junta Interamericana de Defensa» (JID).

En otro párrafo pone las prioridades: «Hay un amplio consenso en que las amenazas actuales a la estabilidad y la paz regionales emanan de
la difusión del narcotráfico, y otras formas de tráfico ilícito, pandillas y terrorismo, sus efectos pueden verse acentuados por los desastres naturales y una oportunidad económica desigual»
. El narcotráfico y su correlato de prohibición del consumo de drogas que sostiene Estados Unidos colisiona con la iniciativa actual del presidente Mujica: una apertura inédita de regular la venta de marihuana, legalizar su consumo con el propósito de quitar ganancias a los traficantes.

El anticipo de Panetta conecta con una movida regional de revisar el sistema interamericano de la defensa.

El cambio de orientación en varios países latinoamericanos proclives a abandonar la influencia de los Estados Unidos en el área de la defensa genera ideas de abandonar la Junta Interamericana de Defensa (JID) y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Son dos institutos de la Organización de Estados Americanos (OEA) ligados a la lógica del conflicto de la Guerra Fría en la que el enemigo externo de los intereses de Estados Unidos era Rusia, sostienen los países más críticos, entre ellos la Argentina, Bolivia, Ecuador, México, Nicaragua y Venezuela.

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli; y su asesor intelectual en la materia, Alfredo Forti, secretario de Asuntos Internacionales, son los encargados del panel que revisará esos tratados del sistema de la defensa interamericana (JID, TIAR y otros). La Cumbre no puede dejarlos sin efecto, pero sí promover acciones declarativas para ser tomadas por la OEA; el ministro ofreció a los concurrentes que la Argentina sea sede de una conferencia especializada para definir acciones.

El TIAR, firmado en Río de Janeiro en 1947, es un sistema de ayuda militar mutua entre Estados de la OEA, que entra en funcionamiento en caso de que un país americano sea atacado por una nación de otro continente. Se activó en varias oportunidades, en la década de los 50 y 60; la última vez fue invocado por Estados Unidos tras el ataque a las Torres Gemelas, el 11-S.

México ya está fuera del tratado, se apartó en 2002, y la decisión queda firme tras dos años de su denuncia.

El motivo más extendido para su defunción es que fue inútil en el conflicto de Malvinas de 1982. Se intentó hacerlo efectivo, pero EE.UU. decidió validar su condición de miembro de la OTAN y laudó a favor de su aliado, el Reino Unido.

Dejá tu comentario