24 de enero 2011 - 00:00

Buscan extender la ley de control de producción de piensos

En Alemania se cerraron temporalmente casi 5.000 explotaciones agropecuarias y se analizaron muestras de huevos, carnes de ave y cerdo, algunas de las cuales dieron tasas excesivas de dioxinas.
En Alemania se cerraron temporalmente casi 5.000 explotaciones agropecuarias y se analizaron muestras de huevos, carnes de ave y cerdo, algunas de las cuales dieron tasas excesivas de dioxinas.
Berlín - Alemania quiere extender al conjunto de la Unión Europea (UE) su nueva normativa de control de la producción de piensos, aprobada tras el escándalo de piensos contaminados con dioxinas, según sostuvo ayer el Financial Times Deutschland.

La ministra de Agricultura germana, la socialcristiana Ilse Aigner, prevé presentar hoy en Bruselas ante sus homólogos europeos el plan de acción que aprobó el pasado miércoles el Consejo de Ministros alemán para atajar nuevas crisis sanitarias.

«Debemos emplear este caso como una oportunidad en Europa para establecer una red de seguridad y extender los estándares oportunos», explicó la titular de Agricultura a ese diario en una entrevista.

El plan alemán, que dice velar por los intereses de los consumidores y los agricultores, endurece las condiciones para la producción de piensos animales, establece un sistema de alerta temprana y regula la estricta separación a nivel productivo de las grasas para consumo y las de uso industrial.

El Ejecutivo alemán considera que es necesario que todos los países de la UE apliquen esta normativa, ya que las iniciativas nacionales no bastan en este terreno debido a la globalización comercial.

«El comisario europeo de Sanidad y Protección de los Consumidores, John Dalli, y yo estamos de acuerdo en que en este ámbito se necesita un procedimiento a nivel europeo», afirmó la ministra.

Además, ayer se dio a conocer el interés del Ejecutivo alemán por enmendar la legislación nacional para que en eventuales futuros casos de alerta sanitaria se puedan publicar sin consecuencias legales los nombres de las empresas responsables y productos afectados.

El Ministerio de Agricultura está preparando un borrador de ley que pretende que el consumidor pueda ser informado con mayor rapidez en caso de un nuevo escándalo alimentario como el destapado a principios de enero con los alimentos contaminados con dioxinas.

A principios de este año saltó en Alemania el escándalo de las dioxinas, cuando se detectó que las partidas de un proveedor

de piensos animales contenían altos niveles de este compuesto tóxico. En consecuencia, se cerraron temporalmente casi 5.000 explotaciones agropecuarias y se analizaron muestras de huevos y carnes de ave y cerdo, algunas de las cuales dieron tasas excesivas de dioxinas.

La semana pasada el Ejecutivo aprobó un plan de acción que endurece los controles de la cadena de producción de los piensos compuestos para animales.

Agencia EFE

Dejá tu comentario