Cabrera no tuvo un buen comienzo en Augusta

Edición Impresa

Si bien el regreso a la actividad de Tiger Woods acaparó toda la atención, también la actuación de Ángel Cabrera, defensor de la chaqueta verde conquista el año pasado, fue seguida con detenimiento. Los resultados de ambos fueron disímiles: el número 1 del mundo volvió en buen nivel, mientras que el cordobés comenzó bien y su rendimiento fue decayendo.

Cabrera jugó una primera vuelta con buen inicio, aunque su final terminó siendo más pobre de lo que prometía, habida cuenta de su desempeño en los primeros nueves hoyos que lo mantenían expectante y una última parte que lo relegó notablemente.

Arrancó muy bien, con birdies en los hoyos 2, 3 y 8 y se ubicaba segundo, tres golpes bajo el par, detrás del estadounidense Tom Watson. Sin embargo, en la otra mitad perdió el rumbo en el hoyo 13 luego de que su pelota diera en un árbol, para terminar en el agua. Fue penalizado y en su intento de regreso se pasó del green.

Cabrera perdió su rumbo y terminó con bogeys en el hoyo 16 y 17 para firmar una tarjeta de 73 golpes, uno sobre el par.

Hoy volverá a compartir la vuelta con Jim Furyk y Byeong-Hun An.

Por su parte, Woods realizó una mejor presentación de la esperada en su primer torneo en casi cinco meses, al terminar la primera ronda del Masters de Augusta con cuatro bajo el par y a dos golpes del líder y ex campeón Fred Couples.

El número uno del mundo, Woods, quien vivió un complicado momento al reconocer múltiples infidelidades matrimoniales, elevó su puntuación con dos «eagles» que lo ubicaron a dos golpes del líder.

Mientras Woods, 14 veces ganador de «major», se llevó la atención del día, el campeón de 1992 Couples quedó con seis bajo par con 66 golpes para tomar el mando de la jornada inaugural en el primer «major» del año.

El estadounidense de 50 años conectó un «birdie» en cuatro de los últimos siete hoyos para quedar claramente en la cima.

En segundo lugar aparecen, entre otros, la vieja gloria Tom Watson, Lee Westood y Phil Mickelson.

Dejá tu comentario