Cada vez la recaudación crece menos y complica al Gobierno

Edición Impresa

La recaudación de enero volverá a mostrar números no muy satisfactorios para las cuentas fiscales. Luego de que en noviembre y diciembre se registraron crecimientos inferiores al 20% (en meses anteriores eran de alrededor del 35%), en enero los ingresos que recibe la AFIP aumentaron un poco por encima del 17%, incremento con el que se alcanzarán los $ 26.000 millones.
Así lo anunciará esta semana el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. En caso de ubicarse finalmente en este valor, el ente recaudador daría cuenta de otro mes de freno en la recaudación ya que el incremento de diciembre respecto del mismo mes de 2007 fue del 20,5%. Sin embargo, si del incremento del resultado del último mes del año se descuentan los ingresos previsionales que ahora contabiliza la AFIP y antes iban a parar a las AFJP (de
$ 930 millones), el crecimiento superó apenas el 15%.
Uno de los factores que influyó en la recaudación del primer mes del año fue la caída de los ingresos por comercio exterior, básicamente por retenciones. Ya en diciembre por derechos de exportación se tributó un 15% menos que en el mismo período de 2007. Y como los productores de soja continúan acopiando parte de la cosecha de este grano (a la espera de mayores precios para vender), también enero registró una evolución poco favorable por este concepto. Hay que recordar que, una vez concretada la exportación, transcurren 90 días hasta que la operación se registra en la AFIP y, por ende, se tributan las retenciones.
También el IVA DGI (es decir, el que contabiliza las operaciones dentro de la Argentina) mostró un magro incremento en diciembre (de 13,4% respecto del mismo período de 2007), cuando en meses anteriores era de alrededor del 30%. Como enero es un mes con menos actividad que diciembre, se espera que la recaudación por este concepto sea similar a la del último mes de 2008 o aun menor.
Además, hay que tener en cuenta que la inflación en los últimos 12 meses se ubicó en, al menos, 20% (aunque para el INDEC no superó el 8%). Es así que al tener en cuenta el efecto de los precios en la recaudación se evidencia una caída (en términos reales) en la actividad económica.
De la estimación de los
$ 26.000 millones que ingresaron al fisco durante enero, alrededor de $ 1.500 millones responden a contribuciones a la seguridad social que antes iban a parar a las AFJP. De no contabilizar estos ingresos (con los que la AFIP no contaba antes de la estatización de los fondos previsionales), el incremento del primer mes de 2009 sería aún menor.
Para este año, el Gobierno se fijó como meta en el Presupuesto alcanzar una
recaudación de $ 329.537 millones
, lo que supone un incremento del 22,3% respecto de la lograda durante el año pasado, cuando llegó a
$ 269.375,1 millones.

Dejá tu comentario