Caputo sondea colocación de u$s 4.000 M más en mercado local

Edición Impresa

El Gobierno autorizó ayer emitir u$s5.000 millones. Restarían unos u$s 6.000 millones para completar el programa para todo el 2018.

El Gobierno intentará alcanzar tar este mes el 60% de las necesidades financieras que requiere para completar el programa de emisión de deuda del 2018; intentando repetir la colocación cerrada la semana pasada con el HSBC por unos u$s1.000 millones. La idea del Ministerio de Finanzas que maneja Luis Caputo, es sondear la posibilidad de colocar entre u$s3.000 y u$s4.000 millones más con operaciones similares a la realizada con la entidad privada, con lo que sólo necesitaría unos u$s5.000 millones más para casi completar las necesidades de financiamiento para todo el año. La intención oficial es adelantarse y cerrar en el primer semestre del 2018 los requerimientos de todo el ejercicio, anticipándose para lo que sería un último tramo del año con intereses más caros que los actuales. Al menos es lo que los mercados mundiales esperan que pueda suceder en el último tramo del año, a partir de un movimiento ascendente en los intereses de los bonos de los Estados Unidos a 10 años con la nueva conducción de la Fed Jerome Powel.

Para completar la estrategia, el Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial la autorización para que Finanzas amplíe la emisión de Bonos de la Nación Argentina en dólares al 5,75% con vencimiento en el 2025, por un monto nominal de hasta u$s5.000 millones. Según establece la resolución 65 publicada ayer, los títulos se colocarán mediante operaciones de venta de títulos públicos, y su recompra en una fecha posterior. Unos u$s1.000 millones corresponden a la autorización para la operación realizada la semana pasada por Finanzas, por la colocación del crédito del tipo Repo a 18 meses de parte del HSBC. El Repo, que establece la tasa Libor más 250 puntos básicos (la sobretasa que para el país por el nivel actual de su riesgo país), sería el instrumento que se utilizaría hacia delante para colocar los otros u$s4.000 millones autorizados ayer. No es la primera vez que Caputo utiliza esta estrategia. Ya había colocado en el primer trimestre de 2016 u$s6.000 millones a un grupo de bancos con presencia local; en una operación que generó gran interés de parte de las entidades, las que quedaron con demanda insatisfecha. Luego, en enero pasado, Caputo volvió a los mercados, en este caso internacionales, en una megacolocación de u$s9.000 millones, en tres títulos, con las tasas más bajas en la historia del país. Esa colocación se dividió en tres bonos. Uno a 5 años con un rendimiento de 4,625% por u$s1.750 M; otro a 10 años con un rendimiento de 6% por u$s4.250 M; y el último a 30 años con un rendimiento de 6,95% por u$s3.000 millones. Esas tasas representaron una reducción de 100 puntos básicos en relación a las pagadas en la emisión de bonos similares de enero 2017. Sin embargo, con la llegada de Powell a la Fed y la certeza que los períodos de tasas congeladas se acabarán en el segundo semestre (además de las cuentas poco claras del país), hacen que el riesgo de subir los intereses provoque que la estrategia de Caputo sea ahora mirar más el mercado interno. La colocación del HSBC resultó, a ojos oficiales, lo suficientemente satisfactoria, como para ampliarla a otras entidades financieras. Ahora Finanzas hará sondeos preliminares para saber la recepción que tendría el nuevo Repo, para ver el momento de cerrar la operación.

Caputo necesitaba para todo el año un total de u$s30.000 millones, de los cuales ya colocó unos u$s20.000 millones. Desde ayer tiene autorizada una emisión por u$s4.000 millones, con lo que restarían aproximadamente u$s6.000 millones para cerrar el año. La intención es tener la tranquilidad de que la mayor parte de los requerimientos ya están disponibles, para buscar con calma el remanente en las plazas internacionales más convenientes; evitando al máximo Wall Street. Así se los hizo saber a los principales operadores de Nueva York hace unos 15 días, cuando advirtió que no pensaba hacer nuevas colocaciones en esa plaza en lo que resta del año. No descarta incluso analizar mercados con monedas alternativas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario