Caruzzo, autocrítico

Edición Impresa

Ya en la recta final del Clausura, en el que Boca irá por la clasificación a la Copa Sudamericana y maquillar una campaña regular, Matías Caruzzo admitió las malas actuaciones del equipo como local y calificó como fundamental poder lograr una regularidad en esa condición. «En la cancha de Boca no se puede perder ni empatar. Ganamos sólo dos partidos en casa en todo el campeonato y la idea era otra», señaló el defensor en declaraciones a TyC Sports. Y añadió: «Tenemos que pensar en sumar los 12 puntos para tratar de entrar en la Copa. Van a ser partidos difíciles, pero venimos bien».

Por otro lado, el plantel de Boca se entrenó ayer bajo techo a raíz de las fuertes lluvias. En el gimnasio Quinquela Martín, sobresalió el susto de Martín Palermo, que pisó mal durante el partido informal, en la cancha de fútbol 5, y se retiró automáticamente caminando con dificultad. Todo parece indicar que no tendrá problemas en llegar al partido con Newells del próximo domingo. Juan Román Riquelme no practicó con el resto de sus compañeros, mientras sigue recuperándose del desgarro sufrido antes del partido contra Arsenal; el enganche hizo ejercicios en el gimnasio.

Dejá tu comentario