Causa por “cuadernos” atiza ola de deskirchnerización

Edición Impresa

El escándalo por los cuadernos del exchofer de Roberto Baratta desataron una ola generalizada en el país para remover bustos o estatuas del expresidente Néstor Kirchner, así como también rebautizar calles o avenidas que lleven su nombre.

En rigor, la deskirchnerización llega, a nivel local, luego de que la Asamblea Nacional de Ecuador decidiera la semana pasada eliminar un monumento del fallecido expresidente ubicado en la sede de Unasur, a la luz de las revelaciones por presuntas coimas en durante la gestión kirchnerista.

En el Municipio de Morón, Buenos Aires, gobernado desde 2015 por Ramiro Tagliaferro (Cambiemos), el Concejo Deliberante votó quitar de la Plaza San Martín un busto de Néstor Kirchner que había sido colocado durante la intendencia de Martín Sabbatella.

La fiebre por la denominación de calles, barrios, edificios públicos y solares con el nombre Néstor Kirchner se extendió a lo largo de todo el país tras la muerte del expresidente, en 2010. Precisamente, en Tucumán, un conjunto de ciudadanos denominado "Grupo del 81", solicitó en una carta restituir el nombre Julio Argentino Roca a la avenida Kirchner, en el sur de la capital. El escrito fue dirigido al intendente de Cambiemos, Germán Alfaro. Fue el exintendente Domingo Amaya quien rebautizó un tramo de esa tradicional avenida.

Pero, sin lugar a dudas, el mayor hito de esta polémica es el Centro Cultural Kirchner (CCK), en la Ciudad de Buenos Aires. Días atrás, la diputada nacional Lucila Lehmann (Coalición Cívica) presentó un proyecto de ley para que el CCK recupere su nombre original: Centro Cultural del Bicentenario.

Por último, en Formosa dirigentes del MID pidieron la remoción de la estatua de Néstor Kirchner ubicada junto al estadio del Cincuentenario por resultar un símbolo de corrupción.

Dejá tu comentario