Cayó el jefe de la CBS tras múltiples denuncias de abuso

Edición Impresa

Nueva York - El presidente de CBS, Leslie Moonves, tuvo que dejar su cargo tras 15 años de reinado, informó la cadena comercial estadounidense al cierre de esta edición, luego de que se conocieran nuevas denuncias de abuso y agresión sexual en su contra.

CBS explicó en un comunicado publicado en su sitio web que la compañía y Moonves donarán inmediatamente 20 millones de dólares a una o más organizaciones que apoyen el movimiento #MeToo y la igualdad de género en el trabajo.

Se trata de una caída espectacular para Moonves, que llegó a CBS en 1995 y durante largo tiempo fue una de las figuras más poderosas de la televisión estadounidense, celebrado por Wall Street por transformar la cadena en la más popular del país y cementar el crecimiento de su canal de cable Showtime.

El periodista Ronan Farrow reveló ayer en un artículo en la revista The New Yorker que otras seis mujeres denuncian a Moonves, de 68 años, de haberlas acosado o agredido entre los años 90 y la década del 2000. Hablan de una felación forzada y violencia. Ya en julio, otras seis víctimas lo acusaron de manosearlas o besarlas por la fuerza.

Una de ellas, Phyllis Golden-Gottlieb, presentó el año pasado una queja ante la policía de Los Ángeles, que la consideró creíble pero decidió no inculpar a Moonves porque la supuesta agresión habría ocurrido a fines de los años 90 y por ende el delito prescribió, dijo Farrow. Golden-Gottlieb afirma que Moonves la obligó a practicarle sexo oral y luego la empujó con furia contra una pared. Otras dicen que cuando rechazaron los avances de Moonves, éste frenó sus carreras.

En un comunicado enviado a la revista horas antes de anunciar su salida de la compañía, Moonves sostuvo que las acusaciones eran "espantosas" y "falsas". "Lo que es verdad es que tuve relaciones consensuadas con tres de las mujeres unos 25 años atrás, antes de llegar a CBS. Y nunca he usado mi cargo para obstaculizar el avance o las carreras de las mujeres", afirmó.

El ahora expresidente de la CBS aseguró que las denuncias son "parte de un esfuerzo concertado por otros para destruir mi nombre, mi reputación y mi carrera". "Todos los que me conocen saben que la persona descrita en este articulo no soy yo", sostuvo.

Varios medios estadounidenses aseguran que las negociaciones sobre su partida iniciadas a fines de julio, también pondrían fin al litigio que enfrenta a la dirección del canal y la familia Redstone, que controla el 80% de los derechos de voto de la cadena.

Shari Redstone, que quiere fusionar a CBS con el grupo de medios Viacom, que su familia también controla, demandó a CBS ante la justicia, acusándola de querer diluir sus derechos de voto a solo 20%. Moonves y varios ejecutivos de CBS se oponían a esta fusión.

Las discusiones sobre la partida de Moonves giran en gran parte sobre la indemnización que cobraría el ejecutivo. Hay rumores de que Moonves podría recibir 100 millones de dólares en acciones, aunque su contrato prevé una indemnización de partida de 180 millones de dólares.

Pero el presidente de la cadena podría no recibir nada. Todo depende de los resultados de una investigación sobre las acusaciones de la New Yorker, indicó CNBC, citando fuentes cercanas a la negociación.

Agencia AFP y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario