Chipre abre hoy los bancos (pero al estilo Cavallo 2001)

Edición Impresa

Nicosia - Los bancos de Chipre abrirán hoy al público, luego de 12 días de cierre, en el intento de volver lentamente a la normalidad, tras un bloqueo de actividades que comenzó el 16 de marzo pasado y mantiene en vilo al país y también a la Unión Europea. Las ventanillas de los institutos de crédito volverán a estar operativos desde el mediodía hasta las 18 hora local, informó anoche el Banco Central de Chipre.

Los ahorristas se encontrarán con rígidas medidas restrictivas para el movimiento de sus propias cuentas, bloqueadas para evitar una fuga de capitales al exterior. Un fantasma temido por las autoridades locales. La reapertura se produce luego de una quita forzosa (del 40%) que será aplicada a todos los depósitos superiores a los 100 mil euros depositados en el Banco de Chipre, en Banco Laiki, el Banco Helénico, los principales organismos financieros en la isla mediterránea. La quita fue impuesta en Chipre por el eurogrupo en el marco del acuerdo alcanzado en Bruselas en la madrugada del lunes para el plan de salvataje del sistema bancario chipriota.

Las medidas de control sobre los capitales en los bancos se extenderán una semana e incluirán límites para el uso de las tarjetas de crédito en el exterior (5.000 euros al mes) y la transferencia al exterior de efectivo (3.000 euros). Además se podrá extraer efectivo por un máximo de 300 euros diarios con tarjeta de crédito y cheques. Quien viaje al exterior no podrá llevar más de mil euros en efectivo y, en caso de que sean títulos de Estado en vencimiento, el titular no podrá disponer de más del 10% del importe total. Existe tensión en Nicosia entre el presidente conservador, Nicos Anastasiades, y el director del Banco Central, Panicos Demetriades, designado por el anterior Gobierno del presidente comunista Dimitris Christofias. Ambos tienen una relación difícil y se acusan de carencias en el intercambio de información que derivan en enfrentamientos duros, no sólo en las medidas a adoptar, los tiempos o las modalidades a anunciar a la población. En ese clima de choque se inserta la declaración de ayer de Demetriades, que dijo rechazar los reclamos de aquellos que quieren su cabeza. Rumores sobre la renuncia de Demetriades, impulsadas por el propio Anastasiades, circularon el martes y el tema podría estar presente en la reunión de gabinete prevista para mañana. En tanto, el Banco Central echó al gerente general del Banco de Chipre, Yiannis Kipri, medida reclamada por la "troika", según la agencia oficial CNA.

Una comisión de vigilancia parlamentaria pidió una lista al Banco Central de las personas que transfirieron fondos al exterior antes de que se anunciara el plan de salvataje, que preveía el "corralito".

Agencias ANSA y EFE

Dejá tu comentario