Cierre de un día ambiguo

Edición Impresa

Wall Street operó en alza, luego de haber asimilado la resolución de la Reserva Federal de no modificar las tasas en su reunión de dos días del corriente mes, luego de advertir entre otras consideraciones que los acontecimientos económicos y financieros mundiales continúan suponiendo riesgos para Estados Unidos. No obstante, un nuevo repunte en los precios del crudo ayudó a mejorar el ánimo de los inversores.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 17.481,49 puntos subiendo el 0,90%, el S&P500 se situó en los 2.040,59 puntos ganando el 0,66% y el Nasdaq Composite apreciándose el 0,23% llegó al 0,23%. Por su parte, los principales índices europeos finalizaron dispares, Londres subió el 0,42% y Madrid 0,18% mientras que Fráncfort perdió el 0,91% y París, el 0,45%.

Perspectivas. Li Keqiang, primer ministro chino, defendió el pasado miércoles la capacidad del Gobierno de cumplir el objetivo propuesto de crecimiento, y manifestó que es "imposible que China no cumpla sus objetivos económicos, la economía china tiene más posibilidades a favor que en contra", señaló.

La economía del país creció un 6,9% el pasado año, su menor ritmo de aumento en un cuarto de siglo, y el Gobierno ha impuesto un objetivo promedio de crecimiento del 6,5% para los próximos cinco años.

"China impulsará firmemente las reformas", afirmó Li, descartando las especulaciones dirigidas a que el objetivo de crecimiento pondrá al país en dificultades. "Las reformas y el desarrollo no están en oposición. Deberíamos poder estimular la viabilidad del mercado y respaldar el desarrollo económico mediante reformas estructurales", aseguró.

Li reconoció "que el país sigue afrontando presiones económicas bajistas en algunos sectores y dijo que se evitarán despidos masivos al realizar una reestructuración para reducir el exceso de capacidad industrial".

Dejá tu comentario