“Cobos es la cara bonita del tren fantasma”

Edición Impresa

Mendoza - El clima electoral comenzó a recalentarse esta semana en la provincia, donde el vicepresidente, Julio Cobos, intenta el armado de un frente contra el gobernador Celso Jaque mientras el oficialismo mendocino pendula entre la lealtad a la Casa Rosada y la pulseada local.
El primero en salir a medir fuerzas -al menos en el discurso- fue el ministro de Gobierno, Mario Adaro, que calificó a Cobos como «la cara bonita del tren fantasma».
«Nosotros estamos tranquilos, porque creemos que el panorama electoral va a ser más difícil para ellos que para nosotros. Tendrán que enfrentar un proceso interno donde mucha gente quedará afuera, y eso les va a traer problemas», analizó.
En Mendoza, el cobismo sustenta su estrategia de cara a las legislativas en la buena imagen que cosechó el vicepresidente a partir de su voto a favor del campo.
«Ellos están esperanzados en la imagen positiva de Cobos, pero esa imagen es un cheque sin endoso; él no la comparte con nadie, los demás no van a poder subirse a esa imagen. Cobos es la cara bonita del tren fantasma, él tiene buena imagen, pero detrás de él vienen los mismos de siempre, no le ofrecen renovación a la ciudadanía», disparó Adaro.

Dejá tu comentario