Cobró utilidad pendiente

Edición Impresa

Dos fechas mirando el mercado detrás del cristal de las pantallas le dieron al Merval la posibilidad de hacerse de algunas diferencias en ataque cuando ya todos los demás índices actuaron en posición defensiva. Modo de adecuar los tiempos para quedar en las dos fechas siguientes ya a la par de los colegas y corriendo la misma suerte. La tercera jornada siguió con la opacidad en recintos europeos, los que no alcanzaron a darle un valor agregado a la firma del acuerdo griego. Antes que ello, la persistencia de las dudas sobre lo que seguirá detrás de tal acto formal que no modifica el peligroso panorama de las economías de la región.

El Dow Jones también respondió al paso de «goteo», donde se gana algo ante una referencia que se acomode, pero se pierde poco si hay malos vientos. Solamente desvío de mínima acompañó el índice rector.

En tanto, el Merval debió transitar por un mínimo debajo de los 2.800 puntos, para después limpiar la plaza de oferta y ensayar un máximo que llegó a los 2.856 negociando un cierre más modesto en los 2.838, que otorgó suba del 1,4% en el panel principal. En el orden más amplio, el índice Bolsa se conformó con menos del 0,8% y en un total de 31 especies con aumentos por 22 que decrecieron de precio. La muestra de que se cobró utilidad pendiente estuvo dada por el avance en el orden local, pero con acciones argentinas que en su cotización de Nueva York también sufrían de ofertas.

Aquí, buen resultado en G. Galicia y Tenaris -ambos con un 3%- Molinos cerca de ello -2,9%- y Francés con saldo del 2,6%. Curso semanal ya extinguiendo el pasar de febrero y donde hay lucha en la cumbre de 2012. Con Bovespa ganando el 16,4% y el Merval muy cerca, con el 15,3%. La Bolsa arremete.

Dejá tu comentario