Colectivero agredido choca contra edificio y provoca 36 heridos

Edición Impresa

Un colectivo se estrelló contra el frente de un edificio, en el barrio porteño de Palermo, dejando un total de 36 heridos. Aparentemente el chofer fue golpeado por un pasajero con el que había mantenido una discusión, razón por la cual se desvaneció. El incidente se produjo en la esquina de Agüero y Paraguay y fue protagonizado por el interno 5 de la línea 109, que une el Correo Central y la estación de Liniers.

El más grave de los accidentados fue el chofer del colectivo, quien de acuerdo con lo señalado por testigos del episodio, habría discutido con un pasajero por un problema de la tarjeta SUBE antes de perder el control del transporte.

Motivos

Al parecer, la discusión se habría originado cuando el pasajero se dio cuenta de que no tenía crédito en la tarjeta y tampoco llevaba encima monedas, por lo que pretendió viajar sin abonar el pasaje.

El jefe de tráfico de la Línea 109 Alfredo Traverso aseguró que el chofer fue «noqueado» por el pasajero y es por eso que se produjo el accidente.

El colectivo se incrustó contra el frente de un edificio, por lo que varias personas resultaron con heridas de diferente consideración.

«Se escucharon gritos y hubo pánico después del impacto, que fue tremendo», describió Santiago, un vecino de la zona que auxilió a los pasajeros antes de la llegada de varias ambulancias del SAME.

«Se produjeron fracturas de brazos y piernas en varios pasajeros y el chofer sufrió politraumatismos», informó por su parte Alberto Crescenti, director del Servicio de Emergencias Metropolitano SAME.

Los heridos fueron llevados a los hospitales Fernández (19), Rivadavia (8), Durand (8) y Ramos Mejía (1), aunque luego de las primeras atenciones fueron derivados a sus domicilios u obras sociales. Si bien sólo hubo politraumatismos varios, una mujer sufrió una fractura en el antebrazo izquierdo.

El accidente provocó el corte de varias arterias aledañas, mientras trabajaban en el lugar bomberos de la Policía Federal y de la Guardia de Auxilio porteña, que trataba de establecer los daños en la estructura del edificio donde quedó incrustado el colectivo.

Dejá tu comentario