Comentarios políticos

Edición Impresa

VAN DER KOOY, EDUARDO. Clarín. El inmovilismo político parece ser el rasgo esencial de este tramo de la campaña electoral. Todos los actores se observan entre sí y analizan el escenario de cara a los comicios del 23 de octubre, pero nadie arriesga nada. En PRO, nadie confirma la candidatura presidencial de Mauricio Macri y se desconoce el límite de las alianzas con el Peronismo Federal. En la UCR, Ricardo Alfonsín aparece como el único presidenciable consagrado pero con resistencias internas en su partido. Y en el oficialismo, Cristina de Kirchner sigue sin dar señales sobre su futuro político. Ni siquiera ante íntimos, como el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, la Presidente da pistas sobre una eventual reelección.

Agrava la indefinición presidencial la presión de gobernadores y barones peronistas que, conscientes de que Cristina sólo podría gobernar un período de cuatro años más, están más concentrados en la sucesión de 2015 que en sumar esfuerzos para la campaña kirchnerista. Juan Manuel Urtubey fue un fiel exponente de ese estado de situación: salió reelecto en Salta y se postuló para la presidencia en 2015.

Pero la presión de Hugo Moyano también haría dudar a la Presidente. La decisión de aumentar la participación estatal en los directorios de empresas privadas obligó a Cristina a sentir de nuevo la agitación del camionero, celoso ante el avance de los ya no tan jóvenes de La Cámpora en esos puestos de decisión. Tampoco las cámaras empresariales celebraron la medida que aumentó el nivel de estrés presidencial.

A dos meses de la inscripción de las candidaturas, hay más dudas que certezas, al menos entre la clase política.

Dejá tu comentario