Cuestionan subas en precios de la carne

Edición Impresa

El dirigente agropecuario y diputado nacional Jorge Srodek cuestionó que mientras el valor de la hacienda en pie aumentó entre el 10% y el 20% en los últimos cuarenta días, el precio de la carne en las carnicerías se disparó «más del 40 por ciento».

Al respecto, señaló que «esto es lo que se le reclama tanto al Gobierno nacional», que no se controla a los «generadores de precios».

También anticipó que «si seguimos consumiendo 70 kilos de carne por habitante por año, para fines de 2010 estaríamos importando» este alimento básico para la mesa de los argentinos.

«Están faltando 10 millones de vacunos, de los cuales 3 millones son terneros», describió Srodek y remarcó que desde el campo anticipaban que «todo esto iba a llevar a una suba del valor de la hacienda en pie».

En declaraciones radiales, el dirigente agropecuario recordó que «hasta hace 40 días la hacienda en pie valía lo mismo que tres o cuatro años atrás», pero que finalmente «la demanda perforó, y la hacienda empezó a subir, pero nunca en la misma proporción que en la carnicerías».

Es que, según dijo, mientras que la hacienda en pie subió «entre 10 a 20 por ciento, en las carnicerías la carne aumentó hasta 50 por ciento».

«Esto fue siempre una constante, sube 5 a 10 por ciento la hacienda en pie y los precios en las carnicerías vuelan», se quejó el diputado electo, tras lo cual agregó que «esto es lo que se le reclama tanto al Gobierno nacional».

Respecto de la posibilidad de que el stock de hacienda se agote, indicó que «si seguimos comiendo a razón de 70 kilos de carne por habitante por año, para fines de 2010 estaríamos importando carne, como ya está sucediendo en Corrientes y Entre Ríos».

También describió que «estamos en la peor cosecha de trigo de los últimos 47 años», que se va a sembrar «30 por ciento menos de maíz» y que «el mercado de trigo está intervenido».

Para este último tema, indicó que «la solución es liberar uno o dos millones de toneladas a la exportación».

«Más práctico es liberar la exportación hasta que el Gobierno organice la compra, el pago, dónde la va a almacenar, porque puede tardar cuatro meses. Sabemos lo ineficiente que es este Gobierno», concluyó Srodek respecto de la posibilidad de que esas toneladas de trigo sean adquiridas por el Ejecutivo al estilo de la antigua Junta Nacional de Granos.

Dejá tu comentario