21 de enero 2011 - 00:00

Cultivos expuestos al riesgo climático

Cultivos expuestos al riesgo climático
En el cuadro adjunto, correspondiente a la zona sur de Córdoba, se presentan los márgenes de los cultivos de trigo, maíz, girasol y soja, tanto para el productor que siembra en su campo como para quienes lo hacen en campos de terceros. Se han tomado como referencia los precios estimados a cosecha 2011 en granos gruesos y trigo.

Para el trigo del ciclo 2010/11 puede estimarse que en promedio los rindes se han situado en torno a los 30 qq/ha, con lo cuales, tomando los costos actuales de los insumos, apenas se cubren los costos totales.

La situación triguera está complicada, no por los rindes que fueron razonablemente buenos sino por el precio, que medido en término del costo de los insumos, es bajo.

A partir de un precio FOB del orden de 347 u$s/tn, descontadas las retenciones (23%) y los gastos de exportación, el FAS teórico puede estimarse en 257 u$s/tn. Frente a este precio, que es el que debería recibir el productor, el FAS de mercado está en 181 u$s/tn. La diferencia es abismal, y justifica plenamente el reclamo agrario.

Hasta tanto el mercado triguero no opere en condiciones de libre competencia entre el consumo y la exportación, sin cupos ni restricciones, el diferencial entre el precio que debería recibir el productor y el que efectivamente recibe va a seguir existiendo.

Para el maíz, la situación es similar, aunque la brecha entre un FAS teórico de 217 u$s/tn y un FAS de mercado de 191 u$s/tn para la posición abril/11 es menor a la que registra el mercado triguero, constituye un recorte significativo en los ingresos del productor que, en muchos casos será la diferencia entre tener quebrantos o salir hecho. Habrá que tener en cuenta que las elevadas temperaturas de diciembre sumadas a lluvias insuficientes, derivará en rindes más bajos que los proyectados para el maíz. Pese a que en el cuadro, un maíz de 64 qq/ha arroja resultados ligeramente superiores a los de una soja de 24 qq/ha, es muy posible que el recorte de rindes por condiciones climáticas adversas sea más fuerte en maíz que en soja.

La oleaginosa, que también tendrá rindes menores a los que se hubiesen logrado en condiciones climáticas normales, podrá compensar parte del menor volumen con precios más altos de los que se proyectaban al momento de siembra. Es oportuno comentar que los actuales precios a cosecha están por encima de los promedios de precios que seguramente logre el productor, puesto que en un mercado que arrancó varios escalones más abajo, con ventas escalonadas (aún cuando el grueso de la cosecha esperada todavía no está vendida), el promedio será inferior a lo que registra la foto del día.

Dejá tu comentario