Cumbre de banqueros pide señales más claras a EE.UU.

Edición Impresa

Jackson Hole - Representantes del Fondo Monetario Internacional y de países emergentes pidieron a EE.UU. "claridad" para coordinar la salida del plan de estímulos monetarios realizado por la Reserva Federal durante el encuentro de banqueros centrales de todo el mundo realizado en Jackson Hole, Wyoming.

No obstante, autoridades monetarias estadounidense presentes en la reunión -Ben Bernanke no participó- se mostraron escépticos respecto de esos reclamos y subrayaron el carácter autónomo de las decisiones tomadas por la Fed.

La presidenta del FMI, Christine Lagarde, declaró a la agencia de noticias Bloomberg que se necesita "claridad sobre cuándo y cómo van a ocurrir las cosas" por parte de la Fed, en relación con el cese del programa de estímulo monetario basado en la compra de u$s 85.000 millones mensuales en bonos, con el fin de mitigar el impacto en los mercados financieros, en particular en los países emergentes. Su llamado fue respaldado por el presidente del banco central mexicano, Agustín Carstens, quien instó al ente estadounidense a ser "transparente" en su estrategia.

"Lo que tendría más impacto ahora mismo sería tener una mejor y más clara implementación del cese de estímulos (tapering)", señaló el excandidato a presidir el FMI, quien además consideró que el mayor desafío actual para las economías emergentes es "adaptarse a la estrategia de salida" de los países desarrollados.

"Sería deseable tener una coordinación de la política monetaria. Tener a los bancos centrales de las economías avanzadas en direcciones diferentes podría convertirse en una fuente de inestabilidad", advirtió el economista.

Sin embargo, autoridades de la Reserva Federal se mostraron escépticos respecto de los reclamos de los países emergentes surgidos en el marco del encuentro.

"Hay que recordar que somos una 'criatura legal' del Congreso y que sólo tenemos mandato para cuidarnos a nosotros mismos en interés de los Estados Unidos", afirmó el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart. "El resto de los países tienen que tomarlo como un dato de la realidad y ajustarse a nosotros, si eso es importante para sus economías", agregó.

Su par de Saint Louis, James Bullard, fue en la misma dirección al afirmar que "no vamos a basar nuestra política únicamente en la volatilidad de los mercados emergentes".

Dejá tu comentario