12 de octubre 2012 - 00:23

Cumbre UCR fijará negativa para reformar Constitución mendocina

El gobierno de Francisco Pérez insiste en ofrecer espacio de negociación, que radicalismo elude

Francisco Pérez
Francisco Pérez
Mendoza - Los radicales mendocinos se reunirán mañana en el marco de un congreso partidario local a fin de remarcar «orgánicamente» lo que aparece como una «postura determinante»: no permitir que avance el proyecto de reforma de la Constitución provincial del Gobierno del justicialista Francisco Pérez. El rechazo se dirige puntual y únicamente a la intención del oficialismo de incluir en la carta magna la reelección para los cargos ejecutivos.

«El sábado (por mañana) vamos a ratificar que no aceptaremos un proyecto de reforma para la Constitución, que es apenas una excusa para habilitar la reelección de Pérez», confirmó a este diario el senador radical Juan Carlos Jaliff, y completó: «Estamos de acuerdo, mayoritariamente. No vamos a darle al PJ los dos tercios». Y es justamente en ese punto donde enfocan ahora su atención los peronistas.

Por un lado, Pérez precisa sí o sí un acuerdo con la UCR, a pesar de contar con la principal mayoría en la Legislatura, porque la Ley provincial pone como condición para una reforma constitucional el aval de dos tercios del Parlamento. Y, por otro lado, en el PJ aguardan que en el cónclave radical, que se realizará en la localidad de Rivadavia, se vislumbre una división puertas adentro que renueve las esperanzas de lograr un acercamiento prorreformista. A pesar del rotundo rechazo anticipado por los boinas blancas.

«Nunca vi una expectativa tan grande por un congreso radical -como la que tiene el Gobierno provincial-», evaluó el presidente de la UCR de Mendoza e intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, quien además señaló que la iniciativa local «era una prueba de ensayo» para la potencial búsqueda de la re-reelección de Cristina de Kirchner.

En la misma línea se encamina el exvicepresidente Julio Cobos, quien ya anticipó que participará del encuentro. En cambio, el intendente de la ciudad capital, el radical Víctor Fayad, no vería con malos ojos que se permita una reelección para Pérez. Tal vez ahí es donde el oficialismo anhela una ruptura interna. Pero los radicales que no quieren dar el sí dicen que «es una posición muy aislada».

Durante la semana, en tanto, el Gobierno cuyano cambió de estrategia. En un principio, había anticipado que «trabaría» el tratamiento de la iniciativa que presentaron en conjunto en Diputados los radicales con el Partido Demócrata de reforma política hasta conseguir el apoyo para el proyecto oficial. Luego, cedió para otorgarle media sanción en la Cámara baja con la intención de poder incluirla en el debate de la enmienda constitucional en el Senado.

Esa movida se suma a las declaraciones de Pérez, que remarcó en varias oportunidades desde que decidió enviar el proyecto a la Legislatura el viernes pasado que «todos los ítems de la propuesta oficial están abiertos para el debate en el Congreso» y aseveró que «no pretendemos que salga como lo hemos mandado».

Sin embargo, nada parece conmover a los dirigentes del centenario partido. «Aunque ahora aprueben la reforma política en Diputados, después en el Senado traban todo. Es más, no manejamos la hipótesis de qué haríamos si la reforma no incluyera la reelección porque para ellos es reelección o nada», indicó Jaliff.

Dejá tu comentario