Daniela Lozano: el arte de bailar, ver y leer a Borges y Cortázar

Edición Impresa

En el marco del Proyecto "Del libro al libro", ideado y dirigido por Daniela Lozano, se dieron a conocer dos espectáculos interdisciplinarios basados en textos de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. Ambos seguirán hasta fin de mes en la Sala Garrick (Avellaneda 1359). "Reino Crepuscular" reúne varios cuentos del autor de "Rayuela" que dan marco a una nueva ficción protagonizada por una mujer de origen árabe que deambula por el subte porteño creyendo ver a su padre.

El otro título, "Sueños de Buenos Aires", recrea la relación de Borges con la filosofía oriental a través de un hombre y una mujer que visitan distintos templos budistas de la ciudad tratando de encontrarse. Este proyecto en el que intervinieron músicos, bailarines, videastas y artistas plásticos cuenta además cuenta con la participación de Ingrid Pelicori como narradora.

Periodista: ¿Cómo se originó este proyecto?

Daniela Lozano
: Resultó ganador del Concurso otorgado por el Gobierno de la Ciudad, cuando Buenos Aires fue declarada en 2011 "Capital Mundial del Libro". La idea era elegir textos de autores argentinos vinculados a nuestra ciudad y tamizar su lectura a través del teatro, la danza, el video y la música, para luego volver al formato libro. En la última Feria del libro ya presentamos nuestra investigación y backstage de "Reino Crepuscular" y en la próxima lo haremos con la publicación de "Sueños de Buenos Aires".

P.: ¿Cómo se le ocurrió relacionar a Cortázar con el mundo árabe?

D.L.:
A partir de las mayólicas de la línea C del subte porteño que vinieron de España, pero son de origen árabe y pueden ser leídas como mandalas. Cortázar describe al subterráneo con una gran carga de misterio, juego y poesía, siendo éste un espacio práctico y funcional. Fátima, la protagonista, es hija de árabes y al igual que los personajes de "Texto en una libreta", circula en una interzona de los subtes, en un universo atemporal. Ella, en particular, queda atrapada entre Oriente y Occidente, en un espacio donde la realidad se funde con los recuerdos propios y la memoria heredada. Su danza es la que practicaban sus abuelas y ella a la vez ella se desdobla en una danza ciudadana. Mientras baila en vivo, en el video circula por las estaciones de subte. Son imágenes bastante densas por su enfoque social: gente durmiendo en las estaciones o que no está bien de la cabeza.

P.: ¿Por qué eligió a un Borges interesado en budismo y no en el arrabal?

D.L.
: No quería transitar por los caminos habituales y cuando uno de nuestros videastas me habló de Borges y el budismo, todo cerró. Porque hace años que practico budismo. Empecé por leer "¿Qué es el budismo?", un libro bastante complejo aún para mí que estoy en el tema- que Borges escribió con Alicia Jurado. Pero como necesitaba un material más literario, hicimos un video con la narración en off de "Ruinas circulares". En ese cuento aparecen muchas ideas budistas como esto de que en realidad somos el sueño de otro. En "Nueva refutación del tiempo" Borges lo plantea de manera muy poética citando el célebre sueño de Chuang Tzu. El filósofo había soñado que era una mariposa y al despertar no sabía si él había soñado que era una mariposa o si era la mariposa la que estaba soñando que era Chuang Tzu. Pero aun defendiendo estas ideas, Borges termina diciendo: "El mundo desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges". Es ahí cuando la pareja de nuestra historia logra encontrarse, cuando asumen la realidad que les toca vivir.

P.: ¿Cómo logró la autorización de María Kodama?

D.L.:
A mucha gente le sorprende. Cuando ya teníamos el video filmado, me enteré de que ella estaba dando una conferencia sobre Borges y Japón. Entonces fui, le hice una pregunta sobre budismo y me habló del cuento "Ruinas circulares". Yo estaba feliz de haber coincidido en la elección de ese texto. Le dejé nuestro video aún sin editar y después me llamó la secretaria de su abogado. A ella le pareció mejor que le explicara el proyecto a María. Nos reunimos y pude hacerle una entrevista. Le gustó que siendo tan jóvenes tuviéramos un interés tan profundo por la obra de Borges. Me dijo que para ella era muy importante que su obra tuviera continuidad en las nuevas generaciones. Siempre que hubiera un verdadero interés por la cultura y no por los fuegos artificiales.

P.: ¿Cómo se materializa el trabajo ante el espectador?

D. L.: Ingrid Pelicori lee los textos, y estamos en escena Matías Varski y yo como personajes. Transitamos por la ciudad en templos budistas donde filmamos, bailamos en vivo. También hay un piano. Se leen fragmentos de "Nueva refutación del tiempo" y de "Qué es el budismo". En el video se ven imágenes que ilustran "Las ruinas circulares". En las danzas también esta ese contrapunto que tiene que ver con lo porteño y con lo oriental, una tiene más de oriental, con posiciones de yoga, y la otra es una danza de teatro que tiene más que ver con lo tanguero, con música de Astro Piazzolla.

Entrevista de Patricia Espinosa

Dejá tu comentario