Débil contrapunto de los ex UNEN que van a PASO

Edición Impresa

Los precandidatos porteños del residual UNEN intentaron seducir a los electores que definirán las postulaciones al sillón de Mauricio Macri anoche, cruzándose por televisión en una exposición que resultó una ronda de amigos con momentos interesantes. Estuvieron la exministra de Salud Graciela Ocaña , el exministro de Economía Martín Lousteau y el radical Andrés Borthagaray, que son precandidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el combo ECO. Ésa es la nueva marca de lo que fue UNEN para competir en las PASO del próximo 26 de este mes.

Difícil fue entretener para los rivales que por cierto esquivaron el contrapunto. Ocaña se presentó con un problema vocal que sin embargo no le privó alargar las exposiciones, aunque le restó énfasis. La exministra apuntó a su público preferido, los mayores, remarcando su exgestión en PAMI, pero también quiso mostrarse como la favorita "para combatir la corrupción".

Borthagaray, menos conocido para el público en estas cuestiones, es un arquitecto con sólido conocimiento del distrito que participó de la gestión del exjefe porteño fallecido Enrique Olivera, pero que se anotó aun con pocas chances para ofrecer un candidato radical puro al votante de UCR. Tal vez debió remarcar en escena este condimento de ser el único con ADN radical en una alianza donde la UCR presenta a Lousteau.

El exministro K demostró avanzar en conocimientos de problemas del distrito, fue crítico con el PRO (pero suave) y deslizó que "el PRO hizo cosas interesantes, ojalá De Vido hubiera hecho lo mismo".

Ocaña remató con que "si me votan a mí están votando a Martín, por un voto se lleva a los dos", aludiendo a que si ganara las PASO elegirá a Lousteau como su candidato a vicejefe, ya que en la Ciudad sólo se define candidato a jefe de Gobierno y el que gana define a su segundo para las elecciones generales del 5 de julio.

Borthagaray se esforzó por proponer más ampliación de subtes, entre otros temas, y reconoció que se presentaba con apenas un grupo de seguidores.

Ocaña, en otro sentido, le aclaró que "nosotros no formamos parte de ningún acuerdo" para referirse a que el UNEN residual acordó con Mauricio Macri competir bajo el mismo sello en las PASO nacionales.

Sólo hubo alguna crítica sin mencionarla a Gabriela Michetti, pero ninguna referencia tampoco a otros competidores como los del kirchnerismo.

Es que se trató de exponer para la interna que disputará ECO, donde por ahora aparece favorito Lousteau.

En las barras que se presentaron para seguir el debate en el canal de TV por cable estuvieron, entre otros, Elisa Carrió, quien al conocer que se realizaba la puesta salió un rato del Congreso; también Fernando Sánchez, que sería el vice; el exministro de Economía, el candidato Roy Cortina a legislador; y el actor Luis Brandoni, que fue a vivar al arquitecto, pero al momento de los saludos finales se abrazó con Ocaña para halagar su participación.

Para el momento gracioso Lousteau tuvo el protagónico al decirle a Ocaña: "Tenés problemas de voz pero no te impide...", señalando sus largas intervenciones.

Finalmente, los tres precandidatos coincidieron en que la Ciudad de Buenos Aires supo dar ejemplos a otras ciudades de la región

y ahora "está atrasada". También sintonizaron en proponer el traspso de las comisarías porteñas a la Ciudad y el control del Puerto.

Dejá tu comentario