Desde el martes los bancos deben ofrecer el cheque cancelatorio

Edición Impresa

El cheque cancelatorio debuta el martes, según dispuso el Banco Central. Desde ese día, todas las entidades del país deberán ofrecerlo, de manera gratuita, para que los clientes puedan utilizarlo como medio de pago sin que la operación involucre traslado de dinero.

Este instrumento se suma a la cuenta gratuita universal y a las transferencias por hasta $ 10.000 (por día) sin costo, medidas que ya están en funcionamiento. El objetivo es reducir la utilización de dinero en efectivo en el sistema financiero, para evitar las salideras bancarias.

Los puntos para tener en cuenta respecto de este instrumento son: 

  • Los cheques cancelatorios podrán ser en pesos o en dólares. Estos últimos podrán utilizarse exclusivamente para cancelar operaciones de compraventa de inmuebles. Tanto las entidades financieras como el público podrán realizar verificaciones on line acerca de la legitimidad de estos instrumentos, mediante un sistema de consultas que se habilitará en la página web del BCRA. 

  • El cliente que necesite comprar (sin costo) un cheque cancelatorio deberá hacerlo en el banco en el que tenga una cuenta y firma registrada. La entidad librará el cheque por el valor que se solicite, dentro de un rango que va de $ 5.000 a $ 400.000 o de u$s 2.500 a u$s 100.000.  

  • Las personas físicas podrán comprar un cheque cancelatorio en pesos mediante un débito en su cuenta. Si el instrumento es en dólares, podrán hacerlo tanto a través de un débito como entregando dólares billete.

  • Las personas jurídicas, en cambio, sólo podrán comprar cheques cancelatorios emitidos en dólares y utilizando el débito en cuenta. 

  • Quien desee cobrar un cheque cancelatorio también deberá hacerlo en la entidad financiera en la cual tenga cuenta y firma registrada. Las personas físicas podrán cobrarlos en efectivo o bien depositarlos en su cuenta. Las personas jurídicas, en cambio, sólo tendrán esta última opción.


  • Podrá ser endosado hasta dos veces, siempre que el primer beneficiario sea una persona física. Los endosos deberán realizarse en el dorso del documento frente a un escribano, funcionario de la entidad financiera o autoridad judicial, quienes certificarán la firma.
  • Dejá tu comentario