Desgaste gremial habilita diálogo en Tierra del Fuego

Edición Impresa

  Tierra del Fuego - A menos de 24 horas de iniciarse la quinta semana de protestas y movilizaciones de trabajadores estatales en rechazo a la reforma previsional que impulsó la gobernadora Rosana Bertone (Frente para la Victoria), los sindicatos dieron ayer un guiño en cuanto a modificar sus pretensiones iniciales de derogar las leyes que sancionó el oficialismo, para pasar a una instancia de diálogo y en busca de cambios en la flamante normativa jubilatoria.

Por un lado, los gremios estatales mantuvieron la promesa de dejar liberada la Ruta Nacional 3 (desde las 20 del domingo último), en el ingreso a la ciudad de Ushuaia. Sin embargo, reforzaron la vigilia frente a la Casa de Gobierno, donde se le impide el ingreso a Bertone desde el 8 de marzo pasado. El pedido es de diálogo directo con la mandataria, que por ahora dejará esas discusiones en manos de sus funcionarios y asesores.

En ese sentido, la gobernadora destacó: "Estuve reunida con dirigentes sindicales públicos y privados, los ministros tienen competencia, palabra autorizada, pero hay que entender que hay funcionarios que se les paga para realizar cierta tarea y están habilitados desde lo político para resolver. Yo no puedo estar en todo".

Tras los primeros reclamos de los sindicatos, la gobernadora firmó el decreto que saca del criticado "aporte solidario" (para financiar el sistema previsional de la provincia) a quienes perciban menos de 26.000 pesos. Según la reforma sancionada en enero pasado, el resto aportará entre 4 y 8 por ciento de sus haberes para equilibrar las quebradas cuentas del sistema previsional, ya que los trabajadores privados se jubilan vía ANSES.

"Ya no estamos hablando de derogación", dijo ayer el secretario general de ATE, Carlos Córdoba, que ahora pidió al Gobierno "suspender" la aplicación del paquete de leyes hasta que se definan los criterios a cambiar de cada norma.

Pese a la leve sintonía lograda en las últimas horas por Gobierno y sindicatos, desde el Ejecutivo fueguino ratificaron el descuento por días parados, lo que generó ayer un cruce en el edificio administrativo del Ministerio de Educación entre autoridades de dicha cartera y dirigentes de ATE, que intentaron frenar los actos administrativos.

De hecho, la continuidad de la manifestación en Casa de Gobierno obliga a la gestión de Bertone a sostener la emergencia administrativa que decretó el 21 de marzo pasado, y por 15 días, ante la imposibilidad de realizar los trámites corrientes debido al bloqueo de dependencias oficiales. Anoche, los gremios debatían en asamblea la extensión de este método de protesta al resto de oficinas por falta de respuestas del Ejecutivo.

El traumático parate en la Ruta Nacional 3 continuará en la Justicia, tras el anuncio que realizó ayer el titular de la Cámara Hotelera y Gastronómica, José Recchia, en contra de quienes "hicieron el piquete o el corte de ruta".

Recchia expresó: "Entendemos que si hay una orden judicial de abrir la ruta y hay una intimación para que pase la gente, debemos ir en contra de aquel que estuvo faltando a la ley. Hay gente que vino desde Río Gallegos (Santa Cruz), llegaron hasta el corte y se tuvieron que volver. Pasaron el ripio, cuatro aduanas y se tuvieron que volver".

Dejá tu comentario