Día del Amigo: comercios esperan vender un 20% más

Edición Impresa

La fiebre de consumo de los argentinos sigue mostrando sus efectos: los comercios esperan vender cerca de un 20% más este año por el Día del Amigo. Si bien es cierto que se trata de una fecha instalada en la sociedad, pareciera también que es otra excusa -luego del Mundial y de las liquidaciones- para salir de compras. En la misma fecha de 2009, el panorama para los comerciantes había sido desolador, ya que sufrieron una caída en las ventas del 25%. Sin embargo, esta vez, la reactivación de la economía les dio revancha y esperan en esta ocasión un incremento adicional de la facturación del orden del 35%.

Los empresarios consultados coinciden en que se observa mayor predisposición de los consumidores a festejar el próximo martes junto con sus amigos, porque, sostienen -si bien el pico de ventas se dará este fin de semana-, el movimiento en los locales y las reservas en restó se adelantó y comenzó a principios de esta semana. Igualmente, cualquier comparación con lo sucedido el año anterior será optimista. El 20 de julio pasado el consumo todavía se veía afectado por el temor a la crisis financiera internacional y por la epidemia de gripe A, que provocó que las familias optaran por resguardarse en sus casas y no concentrarse en grandes centros comerciales para evitar contagios.

«La expectativa es muy elevada. Los comercios se prepararon con promociones especiales. Se espera un rendimiento superior al alcanzado el año pasado, como sucedió para el último Día del Padre, cuando el volumen de ventas aumentó más de un 12%», dijo a este diario Vicente Lourenzo, de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Quienes más se verán beneficiados con esta reactivación son los empresarios gastronómicos, que esperan duplicar el número de ocupación con respecto al año anterior.

«Pese a que todavía faltan varios días, ya tenemos gran cantidad de las mesas reservadas. Aunque cae un martes, esperamos tener tanto movimiento como un día del fin de semana», sostuvieron desde La Parolaccia. Coinciden desde El Clan: «Esperamos un 40% más de comensales que el año pasado. Recibimos muchos llamados y estamos preparando una propuesta especial para ese día. Hay mayor interés de la gente en festejar».

Desde los comercios explican que si bien hay una reactivación del consumo, los consumidores se vuelcan a las ofertas y a los artículos más económicos. «Esperamos vender alrededor de un 20% más, pero la demanda se concentra en los productos que cuestan menos de $ 20», dijo Frank Almeida, uno de los dueños de la marca de golosinas Sugar and Spice. Para Karina Segura, gerente de ventas de la cadena de regalerías Magneto, «la venta viene muy bien. Creemos que venderemos cerca de un 20% más que el año pasado», dice, aunque reconoce que sus clientes «eligen primero por el diseño, pero terminan decidiendo sus compras por el precio. Sobre todo, en este día donde habitualmente cada cliente compra varios regalos a la vez».

La concentración en la demanda en los productos más económicos se explica también por el fuerte incremento que han tenido de un año a otro los precios. «En nuestro caso, los chocolates que ofrecemos cuestan un 40% más que en julio de 2009. Esto se debe a que aumentó todo, la mano de obra y las materias primas. Por eso los consumidores se vuelcan a los productos más baratos», dijo Glenda Fisbein, de la chocolatería Drimer, que espera facturar un 25% más por el Día del Amigo, en relación con el año pasado. «El poder adquisitivo bajó, pese a que haya más consumo. Los precios están un 20% por encima de lo que estaban el año pasado y esto hizo que cayera el valor del ticket promedio. Hoy el consumidor gasta no más de $ 20 por regalo», explicó Gastón Fernández, de las regalerías Okko, aunque dijo que espera vender un 50% más que el último Día del Amigo.

Dejá tu comentario