Dígalo con mímica

Edición Impresa

La situación entre los dirigentes de San Lorenzo y su técnico Ricardo Caruso Lombardi se tensa y hay algunos dentro de la comisión directiva que piensan que el técnico busca un despido y cobrar todo lo que le resta del contrato.

Lo cierto es que los dirigentes le prohibieron a Caruso hablar con la prensa y tiene que pedir permiso para conceder alguna nota, luego de la desafortunada frase que a «algunos periodistas habría que pasarles por arriba con la camioneta y que les duelan los huesos».

El martes por la noche, en un comunicado, la CD de San Lorenzo dijo: «La Honorable Comisión Directiva del CASLA hace saber que no comparte, ni avala, manifestaciones de cualquiera de los integrantes de la institución de las que puedan inferirse agravios o actos de violencia hacia terceras personas. Las públicas declaraciones del señor director técnico Ricardo Caruso Lombardi, en tanto empleado, resultan desafortunadas, inoportunas y contrarias a las premisas y valores establecidos por esta conducción».

El técnico incluyó a Ignacio Piatti en el equipo que entrenó ayer y mantuvo a Jara y Stracqualursi en la delantera. También sacó del equipo titular a Pablo Alvarado y José Palomino, los dos jugadores que se pelearon en el vestuario, y puso en su lugar a Masuero y Gentiletti.

El posible equipo para jugar el sábado con Racing sería con Migliore; Masuero, Bianchi Arce, Gentiletti y Prósperi; Buffarini, Kalinski, Piatti y Mirabajes; Jara y Stracqualursi.

«El vestuario está entero. El lunes charlamos mucho y tenemos que mejorar en todo. Acá perdés dos partidos y ya quieren echar al técnico, pero vamos a salir adelante», declaró Ignacio Piatti.

Dejá tu comentario