Diputados piden debate sobre reforma en la Fuerzas Armadas

Edición Impresa

El legislador renovador Felipe Solá criticó el decreto que modifica las actividades del personal militar junto al exjefe del Ejército Martín Balza. En tanto, el FpV y el FIT –entre otros- buscan derogar la medida.

Diputados sigue como caja de resonancia para denostar el decreto con el que el Gobierno modificó las funciones de las Fuerzas Armadas: el Frente para la Victoria y el Movimiento Evita presentaron un proyecto para derogar la decisión del Ejecutivo la izquierda también fue en esa línea, pero con otro texto-, mientras que desde el massismo juntaron críticas junto al exjefe del Ejército Martín Balza.

El kirchnerismo y el Movimiento Evita expresaron en su iniciativa que el Gobierno intenta legitimar la intervención militar en las llamadas "nuevas amenazas" como el narcotráfico y el terrorismo. Además, calificaron de "absolutamente inconstitucional" la decisión "ya que nunca un decreto reglamentario puede modificar el texto de una ley" como, en este caso, la de Seguridad Interior.

Por su parte, y tras reunirse con Balza, Solá dijo que "involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interior quiebra los consensos democráticos y sintetiza la ausencia de una política de seguridad por parte del Gobierno".

Solá, que responde al serpenteante Sergio Massa manifestó que el Ejecutivo empujó la medida en cuestión "por carecer de una política de seguridad, para intentar correr el eje del debate público frente a la crisis económica", y acusó al Gobierno de abrir "una peligrosa puerta en relación a las Fuerzas Armadas en un descontento social creciente".

En tanto, Balza señaló: "No están preparadas las Fuerzas Armadas. No tienen ni por misión, ni por estructura, ni por despliegue, ni por instrucción, ni por adiestramiento, ni por material la capacitación para actuar contra el narcotráfico, que sí tienen un buen adiestramiento y una alta profesionalización nuestras fuerzas de seguridad y nuestras fuerzas policiales".

La jefa del bloque massista, Graciela Camaño, envió una carta de rechazo dirigida al titular de Diputados y peronista con témpera PRO, Emilio Monzó, e impulsó una iniciativa para que la propuesta del Ejecutivo sea remitida al Congreso como proyecto de ley para su debate.

Camaño explicó que "la seguridad ampliada sirve para combatir los grandes delitos como narcotráfico, terrorismo y trata de personas", y destacó: "No queremos el ejército de el exjefe K y actual detenido por delitos de lesa humanidad, César- Milani con carta blanca para hacer espionaje, pero tampoco queremos el ejército de Macri que queda indefinido. No se combate contra otro país, se combate contra la sofisticación logística y armamentística que tienen los cárteles de la droga y el terrorismo internacional".

Desde el Frente de Izquierda, el diputado Nicolás del Caño también solicitó la derogación de decreto que, para la izquierda, "implica la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad interior para utilizarlas en la represión a la protesta social que se multiplicará para enfrentar el duro ajuste que exige el FMI".

Dejá tu comentario