Dólar: “Es un callejón sin salida”

Edición Impresa

"Los controles cambiarios se están convirtiendo en un callejón sin salida", advierte el JP Morgan en un informe reciente, "Argentina: capital controls are turning into a catch-22" (en referencia a la novela de Joseph Heller), en el que explica que ante la ausencia de medidas contra la inflación, el cepo cambiario se está convirtiendo en un callejón sin salida: si lo aflojás, perdés, si lo apretás, perdés. "De cara al futuro, los controles de capital puedan ejercer un peaje adverso en las expectativas de desempeño económico", señala el informe del economista Vladimir Werning y considera que "paradójicamente, los controles de capital restringen las inversiones extranjeras y al Gobierno le resultará cada vez más difícil cumplir con su objetivo prioritario: crecimiento económico".

"En ausencia de una estrategia antiinflacionaria creíble, el Gobierno se enfrenta a una incómoda situación de círculo vicioso: si se queda obsesionado en fortalecer el control de capitales, los ingresos son capaces de disminuir aún más, pero si se opta por dar marcha atrás y aflojar los controles, las salidas se reanudarán". "El día del juicio final para estas inconsistencias de la política no es necesariamente justo a la vuelta de la esquina (particularmente si los términos de intercambio permanecen compatibles)". "Pero la perspectiva es aburrida si la bonanza económica de imponer controles ya ha sido cosechada, mientras que el costo de esos controles se supone que están por delante", afirman los analistas del banco.

El informe, además de ahondar en que el beneficio de los controles se está agotando, mientras sus costos están aumentando, explica que la reciente decisión de la compañía brasileña Vale es tan sólo un caso testigo de lo que puede venir hacia adelante. De esta manera constituye un valioso "llamado de atención" de Brasil para la Argentina. Resulta que hasta ahora las autoridades locales han puesto mucha atención en cómo los controles frenan (con éxito) la salida de capitales. Pero para entender mejor la dinámica del dólar, las reservas y la balanza de pagos hay que mirar los flujos brutos de capitales y éstos muestran que la entrada de capitales ya está cayendo fuerte.

Dejá tu comentario