EE.UU. en alerta por derrame petrolero

Edición Impresa

Washington - El Gobierno estadounidense calificó ayer a la marea negra en el Golfo de México como una catástrofe «de importancia nacional», según la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, con lo cual se podrá disponer de recursos de regiones no afectadas y coordinar mejor y rápido medidas de apoyo.

La noche del miércoles, la guardia costera detectó una tercera fuga, por lo que las autoridades estadounidenses de oceanografía calculan ahora que diariamente se vierten al mar casi 670 toneladas de crudo, casi cinco veces más de lo que se había estimado inicialmente.

El desastre ecológico se desató el jueves de la semana pasada, cuando la plataforma petrolera que operaba el consorcio británico BP se hundió tras una explosión. Se calcula que la mancha de petróleo en el mar arribe hoy a la noche a la costa del estado norteamericano de Luisiana.

El presidente estadounidense Barack Obama prometió ayer que se realizará una «investigación rigurosa» sobre la explosión y agregó que enviará a funcionarios para garantizar que BP y el Gobierno norteamericano estén «haciendo todo lo posible no sólo para reaccionar ante este incidente, sino también para determinar su causa».

Dejá tu comentario