EE.UU.: la legendaria “Variety” diaria deja de salir en papel

Edición Impresa

Los Ángeles - La legendaria publicación "Daily Variety", dedicada a Hollywood, distribuyó el martes su última edición impresa, acabando con 80 años en los kioscos, e invitó a sus lectores a una nueva página web, al tiempo que anunció una nueva versión semanal. La llamada "Biblia del espectáculo", que tiene nuevos dueños desde mediados del año pasado, discontinuó su edición diaria en tinta y papel con una portada que decía "VARIETY ANKLES DAILY PUB HUBBUB" utilizando el verbo "to ankle" que creó para referirse a las salidas de directivos de los estudios. "Esta es la última versión oficial impresa de Daily Variety, que informa de lo que pasó ayer", dijo la revista. "Para las noticias que pasaron hace dos minutos vayan a Variety.com, que se actualizará constantemente".

"Variety" dijo que fusionará contenido editorial y personal de "Daily Variety" y de su semanario internacional conocido simplemente como "Variety" para crear una nueva edición semanal impresa que debutará el 26 de marzo y saldrá todos los martes. "Variety" dijo que el nuevo semanario y la web seguirán con el énfasis de la publicación diaria sobre el mundo del entretenimiento, con coberturas ampliadas. La web de Variety fue relanzada el 1 de marzo con un nuevo formato que eliminaba las restricciones de la suscripción y daba acceso libre y gratuito a todos los contenidos. Este mismo año fue nombrada una nueva editora, Michelle Sobrino, y tres nuevos redactores jefes, después de que en octubre del año pasado "Variety" fuera vendido a la editorial online Jay Penske y a la firma de capital riesgo Third Point. Entre ambos pagaron 25 millones de dólares para adquirir el grupo "Variety" de la editorial médica y técnica Reed Elsevier. Variety fue fundada en 1905 en Nueva York como un semanario que cubría el mundo del vodevil, y en 1933 sacó el diario "Daily Variety" en Hollywood, donde creció hasta convertirse en el periódico de referencia del mundo del cine.

Su circulación era modesta, con 30.000 ejemplares hace cinco años, pero estuvo considerada durante mucho tiempo como de lectura obligatoria para algunos de los más ricos y poderosos en el negocio mediático y del 'show business'. El empleo particular que siempre hizo del inglés dio como resultado la creación de palabras como "sitcom" o "soap opera", que trascendieron al habla cotidiana.

Dejá tu comentario